Una niña demandará a su madre por negligencia en un accidente

Kara Goodman nació prematuramente como consecuencia de un accidente de circulación que sufrió su madre cuando estaba embarazada. Desde entonces, arrastra heridas permanentes y va de tribunal en tribunal con un claro propósito: demandar a su progenitora.

En 1994, Bárbara Goodman sufrió un accidente de circulación, según dice ella misma, por su negligencia. Eso sí, Bárbara no fue la única afectada, ya que estaba embarazada y dio a luz de forma prematura. Ahora, su hija, que ya tiene siete años, ha conseguido llevarla ante los tribunales.

La propia madre está de acuerdo: si su hija gana la demanda, su compañía aseguradora tendrá que pagar el tratamiento médico de la niña. Así, la aseguradora - National Casualty - se sienta, aunque no de forma física, también en el banquillo de los acusados.

Eso sí, National Casualty está dispuesta a paralizar este proceso. En un primer momento, el juez Norman Gerstein dictaminó que la niña podría demandar, pero los abogados de la aseguradora apelaron. Ayer, un tribunal de apelaciones del estado de Florida, ratificó la sentencia de Gerstein.

Según ha anunciado Robert Glazier, abogado de National Casualty, la aseguradora piensa solicitar una nueva audiencia y está dispuesta a llegar al Tribunal Supremo de Florida para que revise el caso.