Una empresa se ocupará de las obras en la M-30

El Ayuntamiento de Madrid ha encontrado una fórmula para la construcción y gestión de la M-30, que tiene unas previsiones de gasto de más de 3.500 millones de euros. Por el momento, el Consistorio no ha aclarado de dónde saldrá todo este dinero.

El Ayuntamiento de Madrid va a crear una empresa dependiente de él que se ocupe de la gestión de las “faraónicas" obras que quiere llevar a cabo el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, y que comprenden, entre otras actuaciones, el enterramiento de un tramo de la vía de circunvalación de Madrid. Una vez acabadas estas obras, también se ocupará de su conservación.

En el último Consejo de Ministros, el pasado viernes 20 de febrero, se firmó el traspaso de titularidad de la M-30 desde el Ministerio de Fomento al Ayuntamiento de Madrid. El Consistorio recibirá de las arcas del Estado 53,8 millones de euros en concepto de mantenimiento de esta vía. A juicio de los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid, PSOE e IU, este dinero no servirá más que para mantener la M-30 durante un año. Según Inés Sabanés, portavoz de Izquierda Unida, el acuerdo “es lesivo para los intereses del Ayuntamiento y de los ciudadanos". De hecho, hace unos meses, fueron los técnicos de este Ayuntamiento los que tasaron el traspaso en casi el doble de dinero, para que fuera rentable al Ejecutivo de Gallardón y, por extensión, al pueblo de Madrid. El PP sigue “en sus trece" y defiende su proyecto a pesar de que no ha facilitado, de momento, un plan para financiar la obra. Para defenderlo, el concejal popular de Urbanismo, Pío García Escudero, recordó a los socialistas que “los votantes eligieron nuestro proyecto en lugar del que pretendía poner semáforos y pasos de cebra en la M-30". El pasado viernes, el Consejo de Ministros firmó el acuerdo por el que el Ministerio de Fomento traslada la titularidad de la M-30 al Ayuntamiento de Madrid y por el que éste recibirá 53,8 millones de euros.
La empresa dependiente del Consistorio no generará deuda y permitirá que se abonen las actuaciones en plazos, aunque, sobre la mesa, aún no hay propuestas concretas del equipo de Gobierno de Gallardón. Se sabe que se trata de una compañía, en forma de sociedad mercantil, que recibirá anualmente de las arcas municipales un canon fijo y otro variable que dependerá de la calidad de las obras y de los servicios que preste. El concejal de Hacienda, Juan Bravo, ha anunciado la presentación “en breve" del plan de viabilidad de dicha empresa con las fuentes de financiación de la misma. Los socialistas vaticinan un coste final de esta obra de unos 12.000 millones de euros, tomando como referencia los costes de la M-45.