Una distracción provocó el siniestro de autobús de Huelva

El pasado 14 de noviembre una veintena de jubilados fallecieron como consecuencia del accidente que sufrió el autobús que les trasladaba a Matalascañas (Huelva) para disfrutar de sus vacaciones. El motivo del accidente, la distracción.

El exceso de velocidad no fue la causa del accidente del pasado 14 de noviembre en Palma del Condado (Huelva). En este siniestro fallecieron 20 jubilados y resultaron heridos otros 23. Estas personas pasaban sus vacaciones en Matalascañas y, en el transcurso de una excursión, el autobús que les llevaba se salió de la vía y cayó en un desnivel.

El informe que ha remitido ahora la Guardia Civil al juez de Palma del Condado, que instruye el caso, ha revelado que el vehículo circulaba a 98 kilómetros por hora en el momento del siniestro. Según los expertos, este exceso de velocidad, ya que el tramo estaba limitado a 90 kilómetros por hora, no fue el causante del siniestro.

Según apuntan estas fuentes, el accidente se debió a un despiste del conductor, que, al tomar una curva, se salió por el lado derecho; al tocar con la valla protectora el conductor intentó controlar el autobús, que había empezado a desequilibrarse, pero no lo consiguió.

En principio se barajaba la hipótesis de que el exceso de velocidad fuera la causa principal del accidente, aunque un vehículo que circulaba detrás del autobús accidentado había asegurado que no iba a más de 80 ó 90 kilómetros por hora. Esta hipótesis cobró fuerza cuando el conductor intentó ocultar el tacógrafo y lo destruyó parcialmente.

El informe demuestra, por tanto, que no fue el exceso de velocidad, sino un despiste del conductor, lo que causó el accidente.

Los mejores vídeos