Un tribunal absuelve a un conductor que dio positivo en la prueba de alcoholemia

La Audiencia Provincial de Granada ha revocado la condena impuesta a un conductor por dar positivo. Su correcto comportamiento al someterse al control de alcoholemia ha provocado la absolución.

La sentencia considera ¿mucho más significativos¿ los indicios sobre la conducción correcta del acusado que su índice de alcohol en sangre (0,8 y 0,9 gr/l), a pesar que el límite legal está fijado en 0,5. El comportamiento del conductor al someterse a la prueba fue ¿normal y educado¿, caminaba correctamente y sus respuestas fueron claras. Por ello, la sentencia considera que, ¿pese al índice detectado, el control psicofísico era correcto, lo que se debía traducir en una conducción adecuada¿.
Para la Audiencia, el índice de concentración alcohólica en la sangre ¿no es más que un dato más a valorar para calificar la conducta¿ a lo que hay que añadir que la influencia del alcohol es distinta en las personas.
El tribunal considera que aunque la ley estima que la ingestión de alcohol merma las condiciones de las personas para la correcta y segura conducción, lo que realmente persigue ¿no es el medio -ingesta de alcohol- sino sus efectos¿ sobre el conductor y el tráfico.
La Audiencia decide revocar la condena al dudar ¿si en los momentos previos a la detención el acusado conculcó el principio de la seguridad del tráfico¿.

Los mejores vídeos