Un conductor se enfrenta a nueve meses de prisión por provocar un choque múltiple en la A-63

Fue sometido a las pruebas de alcoholemia y dio positivo en los controles

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una condena de nueve meses de prisión, retirada del carné de conducir durante cuatro años y el pago de indemnizaciones por más de 26.300 euros para un conductor acusado de provocar un accidente múltiple en la autovía Oviedo-La Espina, en Oviedo, cuando circulaba tras haber ingerido alcohol.

Una de las mujeres heridas en el accidente sufrió un aborto que, según la ginecóloga que la atendió, podría estar relacionado con el siniestro. La vista oral está señalada para este miércoles 5 de septiembre de 2012, a las 12.30 horas, en el Juzgado de lo Penal número dos de Oviedo.

El acusado es E. C. P., nacido en 1968, condenado, entre otros asuntos, por un delito contra la seguridad vial en septiembre de 2009.

La Fiscalía sostiene que, sobre las ocho menos cuarto de la tarde del 17 de febrero de 2011, el acusado conducía su vehículo, un Volvo C70, por la autovía A-63, Oviedo-La Espina, hacia esta última localidad, tras haber ingerido bebidas alcohólicas, lo cual afectaba a su capacidad para circular. En un momento dado, al ir a adelantar a otro vehículo, un Mitsubishi Montero, chocó contra él, salió desplazado hacia la mediana y perdió la llanta anterior izquierda. Ésta salió proyectada hacia los carriles contrarios de la autovía, en dirección a Oviedo.

En ese instante pasaba por ellos otro vehículo, un Volkswagen Passat, cuyo conductor no pudo hacer nada para evitar que la llanta le golpease en su parte frontal, aunque finalmente logró detener la marcha en el arcén derecho. También circulaba un Citroën C2, que pasó sobre la llanta, tumbada en uno de los carriles.

A continuación, y de nuevo en los carriles sentido La Espina, y a pesar de que un conductor había colocado en la calzada unos triángulos de señalización, se produjeron dos nuevas colisiones, esta vez contra el coche del acusado, que estaba atravesado en mitad de la vía.

El acusado fue sometido a las pruebas de alcoholemia, dando un resultado de 0,82 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en la primera, y de 0,78 en la segunda.

A consecuencia del accidente múltiple resultaron heridas tres personas. Una de ellas, una mujer embarazada de ocho semanas, sufrió además un aborto que la ginecóloga que la atendió asegura que podría estar relacionado con el siniestro. Se produjeron además cuantiosos daños materiales en los vehículos implicados en el mismo. Cuatro de las personas involucradas en la colisión renunciaron a cualquier indemnización que pudiera corresponderles.

La Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito contra la seguridad vial del artículo 379.1 y 2 del Código Penal, en concurso ideal con tres delitos de lesiones imprudentes del 152.1.1º y 2, con la agravante de reincidencia.