UE y Japón destinan 10 millones para células de concentración mas eficientes

La Comisión Europea y Japón trabajan en el desarrollo de la célula fotovoltaica más eficiente del mundo a través del proyecto Nueva Generación de Fotovoltaica de Concentración (NGCPV), que contará con 10 millones de euros para el desarrollo de esta energía en los próximos cuatro años.

Así se explicado en la presentación hoy del proyecto en la capital de España que está dirigido por el profesor Antonio Luque, de la Universidad Politécnica de Madrid -coordina la participación europea- y por el profesor del Toyota Technological Institute, Masafumi Yamaguchi.

El objetivo de este programa es producir células solares de concentración con una eficiencia de más del 45 %, superando el récord que el pasado mes de abril alcanzó el Solar Junction de Estados Unidos (43,5 %).

La energía solar de concentración, a diferencia de la energía solar convencional, utiliza espejos para concentrar la luz del sol en una pequeña célula y lograr con ello un alto grado de eficiencia energética.

Una de las características de esta energía es que las células, de pequeña superficie, están fabricadas con materiales que proporcionan una alta eficiencia en la generación de energía y permiten reducir también los costos de producción.

España cuenta con un importante papel en este proyecto, ya que tiene instalados en su territorio el 75 % de los 20 megavatios de la industria fotovoltaica de concentración que existe en el mundo.

'Estamos desarrollando una nueva tecnología que tiene un horizonte de reducción de costes muy elevado; de manera que si tenemos éxito, en 15 años podemos alcanzar costes de 3 céntimos por kilovatio-hora (kWh), por debajo de cualquier tecnología convencional', indicó el profesor Luque a EFEverde.

Por su parte, el representante japonés se mostró optimista en la presentación del proyecto NGCPV, y confió que en 2020 el 10 % de la energía proceda de fuentes fotovoltaicas, superando las previsiones iniciales que señalan que esa cifra no se alcanzará antes de 2030.

'Un interés grande de Japón es la exportación. China ha copiado la tecnología de Japón y de otros países como Australia, y nosotros tenemos que hacer investigación para ponernos delante y estar a la cabeza en lo que se refiere a energía fotovoltaica', declaró a EFEverde el profesor Masafumi Yamaguchi.

El proyecto Nueva Generación de Fotovoltaica de Concentración supone la primera experiencia entre la Unión Europea y el país nipón en materia de tecnología energética, y contará con una financiación de diez millones de euros que presupuestarán las dos regiones al cincuenta por ciento.

El programa finalizará en el año 2014, sin embargo, dentro de apenas tres meses ya se dispondrán de algunas indicaciones, aunque muchas de estas serán 'confidenciales', declaró el profesor Luque a EFEverde.