Tres muertos, entre ellos un niño, y 35 heridos en distintos atentados en Irak

Al menos tres personas, entre ellas un niño, murieron hoy y otras 35 resultaron heridas en distintos ataques en Irak, según fuentes del Ministerio del Interior.

Las fuentes explicaron a Efe que un artefacto explosivo estalló en el centro de la ciudad de Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, y causó la muerte del menor y heridas a otras tres personas.

En otro ataque, un coche bomba estalló cerca de una gasolinera en la zona de Al Shorqat, 120 kilómetros al norte de Tikrit, capital de la provincia de Salahedin, al norte de Bagdad.

La explosión causó el fallecimiento de un policía y heridas a otras 24 personas, entre ellas siete agentes.

Varios vehículos y edificios en la zona sufrieron daños materiales.

En el área de Al Tuz, 90 kilómetros al este de Tikrit, un artefacto explosivo detonó al paso de un automóvil en el que viajaban tres policías y mató a uno de ellos, mientras que hirió a los otros dos.

Por otro lado, seis personas, entre ellas tres soldados, resultaron heridas por la explosión de un coche bomba al paso de una patrulla del Ejército en el centro de Faluya.

Irak vive un repunte de la violencia desde finales de 2011, que coincidió con el repliegue del ejército estadounidense tras ocho años de ocupación.

A ello se suma la complicada situación política de Irak, inmerso en una crisis desencadenada tras la emisión de una orden de arresto el pasado 19 de diciembre contra el vicepresidente suní, Tareq al Hashemi, por supuestos delitos de terrorismo.

Ayer, al menos 26 personas fallecieron en varios ataques contra peregrinos chiíes en distintos puntos del país, que la semana pasada fue escenario de una de las mayores cadenas de atentados en lo que va año que se cobró las vidas de casi setenta personas y causó heridas a más de 200.