Tres detenidos en Melilla con más de 60 kilos de hachís cuando embarcaban en los ferrys de Motril y Málaga

Dos marroquíes residentes en Murcia y un tercero en Girona han sido detenidos en Melilla cuando pretendían embarcar en el ferry de Málaga y Motril (Granada) con más de 60 kilogramos de hachís ocultos en tres vehículos que conducían.

Según ha informado un portavoz de la 2006 Comandancia, las intervenciones han sido materializadas en la Estación Marítima melillense por agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Sección Fiscal del Muelle y del Servicio Cinológico durante los registros que se llevan a cabo a vehículos y personas que embarcan en los buques correos que enlazan con la península.

La primera aprehensión se ha producido durante el control de un vehículo de la marca Opel, modelo Kadett, matrícula nacional, que efectuaba su embarque en el buque de la Compañía Armas con destino Motril (Granada). Los agentes detectaron en las faldillas de ambos costados del vehículo, sendos dobles fondos en los que se localizaron cincuenta y dos paquetes que arrojaron un peso de 16.400 gramos de polen de hachís.

El conductor y único ocupante del vehículo, un ciudadano de nacionalidad marroquí, de 27 años de edad, que atiende a las iniciales M.M.M. y residente en Murcia, ha sido detenido.

Posteriormente y por el mismo procedimiento, durante la inspección de una furgoneta Wolkswagen que pretendía embarcar destino Málaga, el can detector de drogas dio muestras de la posible ocultación de algún tipo de sustancia estupefaciente en la rueda de repuesto, por lo que se procedió a su desmontaje.

En su interior hallaron un total de 21.700 gramos de hachís dispuestos en 27 paquetes, lo que motivó la detención de A.H., conductor y único ocupante, marroquí de 37 años y también residente en Murcia.

Por último, el perro detector de drogas alertó nuevamente a su guía cuando fiscalizaba el embarque del turismo marca BMW, modelo 316, de color azul metalizado. Los agentes encontraron en el tubo de escape, en el interior de los silenciadores, más de 22 kilogramos de hachís dispuestos y ocultos en toda la longitud del mismo. El vehículo era ocupado únicamente por su conductor, un ciudadano marroquí de 33 años afincado en Girona, que fue también arrestado.

Los tres detenidos, junto a la droga intervenida, han sido puestos a disposición judicial acusados de la comisión de sendos delitos contra la salud pública.