Tráfico censará los vehículos que circulen sin el seguro obligatorio

La Dirección General de Tráfico (DGT) va a realizar un estudio estimativo del número de vehículos que circulan sin el seguro obligatorio. Para ello, ha iniciado hoy un control sobre 80.000 coches que están actualmente en circulación, elegidos de forma aleatoria. Los automóviles serán multados si no están asegurados.

Tráfico censará los vehículos que circulen sin el seguro obligatorio
Tráfico censará los vehículos que circulen sin el seguro obligatorio

Según la DGT, el estudio se desarrollará desde hoy hasta el 19 de julio y será llevado a cabo por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra, lo que permitirá conocer el porcentaje de vehículos que circula sin seguro del total del parque automovilístico español, compuesto por unos 24 millones de coches.

Para comprobar si el automóvil elegido tiene el seguro en vigor, los agentes no tendrán que detenerlo. Bastará con anotar la matrícula y transmitirla por radio a la DGT, para que esta entidad compruebe en su registro (que incluye la información contenida en el Fichero Informatizado de Vehículos Asegurados, FIVA, facilitado por el Consorcio de Compensación de Seguros) si el coche tiene suscrita una póliza de seguro obligatorio, de conformidad con lo establecido en la Ley 30/1995 de Ordenación y Supervisión de Seguros Privados.

El seguro obligatorio es el mínimo que deben llevar en España todos los automóviles para proteger a las víctimas de accidentes de tráfico y garantizarles asistencia sanitaria e indemnizaciones. La norma es muy clara a este respecto y establece que "todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España vendrá obligado a suscribir un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites de aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil del conductor de dicho vehículo".

Los automóviles que ninguna aseguradora quiere acoger son remitidos al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), un organismo estatal donde hay 35.000 vehículos asegurados. Aun así, hay conductores que desisten y circulan sin el obligatorio, por lo que, en caso de accidente, el CCS también se hace cargo subsidiariamente de los daños e indemnizaciones que correspondería pagar al infractor.

Procedimiento informatizado
A las autoridades les bastará con teclear la matrícula del automóvil en cuestión para saber quién conduce el coche, dónde vive y qué seguro tiene. Si se notifica por radio a los agentes que el vehículo que están siguiendo carece de seguro o figura como tal en el fichero, será detenido. Los agentes reclamarán la documentación y el recibo del seguro y, si el conductor no aporta este último documento, se le darán cinco días para presentarlo en las oficinas de Tráfico y se le impondrá una multa de 10.000 pesetas.

Si pasado ese tiempo no se presenta, se procederá a la inmovilización del coche y se le sancionará con una cantidad que oscilará entre las 100.000 y las 500.000 pesetas, dependiendo de que el vehículo haya circulado o no, de su categoría, del servicio que presta o de la gravedad del perjuicio causado.

La mitad del dinero de la multa pasará directamente a la CCS, que entre 1991 y 1998 ha pagado cerca de 57.000 millones para resarcir los daños causados por automóviles sin seguro, desconocidos o robados.

La calidad de los servicios, según las aseguradoras
María Dolores Dancausa, directora general de Línea Directa Aseguradora, ha dado su opinión sobre la calidad y condiciones de los servicios que prestan las diferentes compañías, uno de los factores que provocan que algunos conductores se encuentren con dificultades o impedimentos a la hora de contratar un seguro.

Según Dancausa, "la calidad de los seguros españoles ha mejorado muchísimo", aunque hace seis años la situación era peor, ya que el cliente "se tenía que amoldar a las condiciones de la compañía" y, si te echaban, no había más que hacer. "Ahora el consumidor tiene más para elegir y se les dedica más atención".

Por otra parte, Dancausa manifestó que la figura del defensor del asegurado "es fundamental", ya que el cliente tiene que percibir que "hay personas independientes que velan por sus intereses. Esto, además, no los limita", puesto que pueden recurrir a los tribunales.

En cuanto a las nuevas sanciones de tráfico, la directora general de Línea Directa Aseguradora opina que "pueden frenar la siniestralidad. Un endurecimiento era necesario, porque es impresionante la siniestralidad de nuestro país. Ya no se le puede echar la culpa a las carreteras, que son cada vez mejores, ni a los coches: el parque es cada vez más moderno".