Trabajadores de PSA y de Ford protestan en el Salón del Automóvil de París

Trabajadores de PSA Peugeot Citröen y de Ford protestaron hoy en el Salón del Automóvil de París contra los programados cierres de plantas de los constructores automovilísticos.

Llegados de diversas factorías de las dos marcas, los trabajadores entraron en el Salón y mostraron sus pancartas de protesta, al tiempo que pidieron una intervención del Gobierno para evitar los cierres.

Los trabajadores aprovecharon la primera jornada de apertura del Salón al público para mostrar sus reivindicaciones.

En un principio, tenían previsto manifestarse ante el ministro de la Recuperación Productiva, Arnaud Montebourg, que anuló su visita a la feria.

La manifestación fue organizada por sindicatos y organizaciones de izquierda, que temen los proyectos de cierre de plantas que pueden costar miles de puestos de trabajo en Francia.

En el caso de PSA, la dirección pretende cerrar en 2014 la planta de Aulnay-sous-Bois, en la región parisiense, lo que supondría la desaparición de 8.000 puestos

Ford anunció la supresión de un millar de trabajadores en su planta de la región de Burdeos, en el suroeste del país.

Los grupos automovilísticos se adaptan a una situación complicada, marcada por una caída de las ventas del 10 % en Francia este año.