Toyota reduce a la mitad temporalmente su producción en China por el tsunami

Toyota, la mayor empresa automovilística del mundo, anunció hoy que reducirá temporalmente su producción de vehículos en China entre un 50 y un 70 por ciento debido a los problemas en el suministro por los efectos de la crisis en Japón.

La reducción, que se aplicará desde mañana hasta el 3 de junio, afectará a varias fábricas de componentes y siete plantas de ensamblaje de vehículos en las ciudades chinas de Changchun, Chengdu, Guangzhou y Tianjin, informó hoy la agencia japonesa Kyodo.

Si las circunstancias se tornan extremas, la producción podría reducirse a un 30 por ciento del volumen normal, según el diario Nikkei.

El anuncio de hoy se produce después de que el gigante nipón de la automoción anunciara ayer que recortaría su producción entre el 26 de abril y el 3 de junio en 14 plantas de EEUU, Canadá y México debido a la escasez de piezas.

Esta medida se suma al cierre de entre cuatro y cinco días ya previsto por Toyota para esas mismas plantas entre el 15 y el 25 de abril.

Ambos planes suponen una reducción del 70 por ciento del volumen de fabricación de la compañía en la región, y se estima que solo saldrán de fábrica 150.000 vehículos del 11 de marzo al 3 de junio.

En Japón, la compañía retomó este lunes la producción, también con un recorte del 50 por ciento, en 18 plantas de todo el país después de que los efectos del terremoto y el tsunami del 11 de marzo paralizaran casi por completo su actividad durante cinco semanas.

La falta de componentes también ha afectado a otros grandes grupos japoneses del motor.

Honda, el tercer fabricante de Japón, redujo desde este martes un 50 por ciento su producción de vehículos en las plantas de Tailandia, mientras que Isuzu la ha recortado en un 40 por ciento en este mismo país, informó hoy la televisión NHK.