Toyota quiere superar a Chrysler en ventas

En los últimos años, Toyota ha logrado aumentar notablemente su presencia en el mercado automovilístico mundial y, especialmente, en el de Estados Unidos. Ya controla un nueve por ciento de las ventas, sólo cuatro puntos menos de lo que domina Chrysler. La firma americana se revuelve y saca las uñas.

Toyota quiere superar a Chrysler en ventas
Toyota quiere superar a Chrysler en ventas

"Toyota no adelantará a Chrysler", asegura tajante Dieter Zetsche, presidente de la firma estadounidense.

El ejecutivo asegura que Toyota nunca será capaz de rebasar la cuota de mercado de Chrysler y no se situará como tercer fabricante mundial.

En Detroit están seguros de que han vuelto a la senda del crecimiento y de que la firma será cada vez más fuerte, con lo que no hay un escenario real en el cual Toyota se haga más grande que Chrysler.

En los últimos meses, Chrysler ha logrado vender más coches, pero saben que ha sido gracias al programa de intereses cero que se lanzó en septiembre. Este plan no ha sido del agrado de Zetsche, quien lo considera "una especie de droga". Dice el presidente que a corto plazo hace sentirse muy bien, pues hay ventas, pero a largo plazo tiene consecuencias muy negativas para la industria, pues la falta de intereses hace que el dinero se devalúe con el tiempo y que se le pierda respeto a los productos. "Es como si mandásemos un mensaje en el que dijéramos que todo el esfuerzo industrial, toda la investigación y todo el desarrollo no tuvieran consecuencias", subraya.

Ahora, superada la fase de interés cero, Chrysler ha entrado en un periodo de incentivos a las compras. Zetsche no cree en estas estrategias comerciales y sabe que su compañía tiene que apostar más por una buena publicidad de sus vehículos y, sobre todo, por instruir a los concesionarios para que, más que hacer negocios, se esfuercen en vender bien los atributos de los coches.

En cuanto a la situación financiera de la compañía, el presidente cree que, tras un año de plan de ajuste, no harán falta más despidos ni más recortes drásticos. En cuanto a las ventas, espera que el volumen se incremente en un millón de unidades por año antes de una década.

Con estos argumentos, Zetsche parece convencido de que Toyota no logrará adelantarles.

Toyota Ford
Mientras tanto, los japoneses siguen con su táctica de zapa y van aserrando poco a poco el suelo que sujeta a Chrysler. "Ser el número tres en ventas tiene un significado especial", dice Fujio Cho, responsable de Toyota, "pero no es sólo cuestión de tamaño, tiene un significado especial..."

Cho confirma también que su compañía negocia un importante acuerdo con Ford para colaborar en distintas áreas.

Las conversaciones empezaron hace más de un año, aunque ahora están detenidas hasta que la nueva dirección de Ford, con William Clay Ford a la cabeza, se asiente.

Después, seguirán buscando acuerdos comerciales entre sus diferentes departamentos de ventas, investigación y desarrollo. En principio, una de las filiales de Toyota ya trabaja en un conjunto de motor y transmisión para un futuro modelo híbrido de Ford.

Aunque se descarta de plano una fusión o intercambio de acciones, si finalmente uniesen fuerzas, Toyota podría dar un salto cualitativo y cuantitativo que arruinase los vaticinios de Dieter Zetsche.

Los mejores vídeos