Toyota lucha contra el robo en Japón

Japón es uno de los países más castigados por el robo de coches: sólo el año pasado se sustrajeron de sus calles más de 63.000 unidades. Por eso, Toyota ha decidido no ponérselo nada fácil a los ladrones y equipa sus modelos con un dispositivo que inmoviliza los vehículos.

Toyota lucha contra el robo en Japón
Toyota lucha contra el robo en Japón

El coche de la imagen de la izquierda, el Toyota Celsior, es uno de los más preciados por los ladrones japoneses. Sólo el año pasado "desaparecieron" 138 unidades de esta berlina de lujo, pero no es el único modelo por el que los "cacos" de este país sienten debilidad.

Según un informe realizado por una asociación de aseguradoras de Japón – Aseguradoras Marinas y de Incendio -, durante el año pasado se robaron más de 63.000 coches en este país, por lo que las firmas aseguradoras tuvieron que pagar más de 59.300 millones de yenes (505 millones de euros; 84.024 millones de pesetas).

Por eso, han decidido seguir el ejemplo de la citada Toyota, la marca más castigada por los hurtos. Desde 1998, la firma introduce en su Celsior un dispositivo capaz de inmovilizar el vehículo hasta que recibe la información almacenada en un chip instalado en la llave del coche y, según aseguran, los modelos posteriores a esa fecha no sufren apenas robos.

Durante el año pasado, Toyota ha conseguido que "sólo" 78 unidades de su tan codiciado Celsior cayeran en manos ajenas (una cifra que supone casi la mitad de la registrada el año anterior).