Toyota busca su sitio en China

El fabricante nipón quiere aumentar su cuota de mercado en China y, para ello, ha preparado una gran ofensiva. Toyota acaba de inaugurar una nueva planta en Tianjin, en la que producirá su berlina de alta gama Crown.

Toyota quiere aumentar del actual tres por ciento al diez por ciento su cuota de mercado en China. El plazo para lograr este objetivo expira en 2010 y el fabricante nipón ya ha desplegado su estrategia: su segunda planta de producción en el país asiático acaba de ser inaugurada.Tianjin, en el norte de China, es el lugar elegido para el emplazamiento de la factoría, que ensamblará, en un primer momento, 100.000 vehículos al año, según explica el diario “El Mundo".Además, Toyota abrirá una nueva planta en la región en 2007. Estas instalaciones producirán 500.000 vehículos anuales. Con esta ofensiva, la marca nipona quiere reducir la diferencia que le separa de Volkswagen (con una cuota de mercado del 25 por ciento), General Motors (con un 9,3 por ciento) y Honda (5 por ciento). Estos constructores ya cuentan con un buen trozo del apetecible pastel chino. Toyota quiere su parte y, para ello, ha apostado por el segmento de los vehículos de lujo. La marca produce en su país vecino los modelos Vio y Corolla y, por primera vez, sacará de Japón el montaje del Crown. El chasis de este vehículo, con un motor de tres litros y propulsión trasera, ha tenido que elevarse diez milímetros, con el fin de adaptarse a las complejas carreteras chinas. El increíble crecimiento de este mercado ha llevado a muchos analistas a augurar que China será el primer productor de vehículos mundial en un plazo de cinco años. Sin embargo, estas atrayentes expectativas no están exentas de riesgos: la manufactura de coches ha duplicado su ritmo en los últimos cuatro años y los precios y las ventas de automóviles han sufrido drásticos ajustes. El mercado empieza a mostrar los primeros signos de saturación y, ante este panorama, algunos fabricantes locales ya han decidido extender sus ventas a otros países. Es el caso de la marca Geely, que este año, según anuncia, venderá 10.000 unidades fuera de su territorio. Sus competidores, mientras, buscan pactos en Estados Unidos.La ciudad de Cixi (en el este de China) acoge el primer polígono industrial desarrollado para la instalación de empresas españolas en el país asiático. La zona, llamada Eurocity, está a 140 km de Shanghai y a tres minutos del que será el puente más largo construido jamás sobre el mar, con 36 km y 6 carriles.

El polígono español cuenta con una superficie total de 178.000 m2. El parque industrial tendrá un centro de convenciones, áreas de servicios, comercio, ocio, hoteles, urbanizaciones de lujo, un parque de golf y parques temáticos.