Tokio inicia la semana al alza entre menor preocupación por la eurozona

La Bolsa de Tokio subió hoy por tercera sesión consecutiva gracias a una menor inquietud sobre la situación en la zona del euro tras el compromiso con la moneda única expresado por los líderes de Alemania y Francia, que se sumó al del Banco Central Europeo (BCE).

El selectivo Nikkei ganó 68,8 puntos, el 0,80 por ciento, y quedó en 8.635,44 unidades, mientras el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, subió 5,3 puntos, un 0,73 por ciento, hasta 731,74 enteros.

Las ganancias estuvieron lideradas por el sector de productos de caucho, el papelero y el de las aseguradoras, al tiempo que las pérdidas se concentraron en el sector del gas y electricidad, el de hierro y acero y el minero.

Pese a predominar la demanda, los inversores acusaron el dato negativo de la producción industrial nipona en junio, cuando el ritmo de las factorías retrocedió un 0,1 por ciento pese a que los pronósticos apuntaban a un aumento del 1,6 por ciento.

A ello se unió un sentimiento de prudencia a la espera de algunos eventos clave esta semana, como las reuniones del BCE y la Reserva Federal de EEUU, además de la publicación de resultados de grandes empresas niponas, como Sony y Toyota.

No obstante, 'la principal preocupación del mercado es qué harán el BCE y la Reserva Federal', indicó Hiroichi Nishi, analista de SMBC Nikko Securities, a la agencia Kyodo.

Entre los que subieron hoy forma destacada estuvo el fabricante de componentes electrónicos Foster Electric, que se disparó un 11,3 por ciento tras revisar al alza su previsión de beneficio operativo para este año fiscal.

Cedieron en cambio valores como Komatsu, que se dejó un 1,8 por ciento después de que el diario económico Nikkei informara este fin de semana de que el fabricante de maquinaria de construcción espera un descenso del 20 por ciento de su beneficio operativo entre abril y junio.

También retrocedieron las compañías eléctricas, preocupadas por sus resultados financieros ante la paralización de la gran mayoría de las centrales nucleares en Japón a raíz del accidente en la planta de Fukushima.

Así, Kansai Electric Power se dejó más de un 11 por ciento, mientras Tohoku Electric Power cayó casi un 13 por ciento.

En la primera sección terminaron al alza 1.247 valores, frente a 312 que concluyeron en negativo y 106 que lo hicieron sin variación respecto a la víspera.

El volumen de negociación fue de 1.449,21 millones de acciones, por debajo de los 1.665,06 millones del viernes.