Tokio cierra con pérdidas arrastrado por la persistente apreciación del yen

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró hoy en negativo arrastrado por la renovada fortaleza del yen frente al dólar, lo que perjudica a los principales exportadores del país, según destacaron los analistas locales.

El selectivo Nikkei cayó 79,71 puntos, el 0,89 por ciento, y quedó en 8.870,16 unidades, mientras que el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, cedió 8,17 puntos, un 1,10 por ciento, hasta 737,42 enteros.

Las principales pérdidas las registraron los sectores de transporte marítimo, equipamiento de transporte y corredurías, mientras que los de alimentación y metalúrgico fueron los únicos, de los 33 que forman en parqué tokiota, en cerrar con ganancias.

A pesar de abrir en positivo, tras los buenos resultados en EEUU y Europa de la víspera, la situación empeoró después de que Japón anunciara una caída del 1,3 por ciento en su producción industrial de agosto, lo que podría indicar una recuperación más lenta de lo esperado de la tercera economía mundial, según los expertos.

Además, la persistente fortaleza del yen con respecto al dólar, con el que se intercambió en Tokio al cierre de la Bolsa por debajo de la banda media de los 77 yenes, perjudicó la cotización.

'Los inversores aparentemente incrementaron la venta (de acciones) cuando el dólar cayó por debajo de los 77,50 yenes', destacó Yutaka Miura, analista de Mizuho Securities, en declaraciones a la agencia local Kyodo.

Además, los principales accionistas del Nikkei evitaron hacer grandes movimientos de mercado a la espera de conocer los resultados de las empresas niponas correspondientes a la primera mitad del año fiscal 2012, de abril a septiembre.

Los inversores también permanecen atentos al resultado de la auditoría a la banca en España y a la publicación la semana que viene de importantes indicadores económicos en EEUU.

Los fabricantes de automóviles nipones cerraron a la baja por la fuerza del yen y ante los problemas con China, primer mercado nipón y con el que la tensión diplomática ha traspasado al ámbito comercial, lo que arrastró a pérdidas a Toyota Motor (-2,4 por ciento) y Honda Motor (-2,7 por ciento).

Por su parte, el fabricante de óptica y material médico Olympus ganó un 1,7 por ciento tras los rumores que anticipan la entrada en la compañía del gigante Sony, que cedió un 1,1 por ciento, en el segmento del material sanitario.

En la primera sección concluyeron con pérdidas 1.153 valores, frente a 405 que lo hicieron con ganancias y 115 que cerraron en tablas.

En total, cambiaron de manos 1.756,70 millones de acciones, por encima de los 1.628,75 millones del jueves.