Tokio amplía sus pérdidas arrastrado por el yen y la incertidumbre global

La Bolsa de Tokio cayó hoy por sexta jornada consecutiva debido a la persistente fortaleza del yen, que perjudica a los exportadores nipones, y a la preocupación por la situación en EEUU y Europa, según analistas locales.

El selectivo Nikkei perdió 81,16 puntos, un 0,93 por ciento, y quedó en 8.676,44 unidades, mientras el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, cedió 8,16 puntos, un 1,12 por ciento, hasta 722,58 enteros.

Los sectores de caucho, aseguradoras e inmobiliario cerraron con las principales pérdidas, mientras que los de transporte marítimo y aéreo fueron los únicos en terminar con ganancias.

La publicación hoy en Japón de la contracción del 3,5 por ciento interanual del producto interior bruto (PIB) entre julio y septiembre tuvo poca repercusión en el mercado al estar dentro de las previsiones de los inversores, según los expertos.

Sin embargo, la inquietud por la crisis económica en Europa, sobre todo por la situación en Grecia, y el precipicio fiscal en EEUU, que repercute en parte en la apreciación del yen, arrastraron al parqué tokiota.

La divisa local se intercambiaba hoy temporalmente en Tokio en la banda media de los 79 yenes con el dólar y en la alta de los 100 yenes con el euro.

'El dato pesimista del PIB estuvo en línea con las expectativas del mercado, por lo que simplemente confirmó a los inversores que la economía nipona se está desacelerando', explicó Yutaka Miura, analista de Mizuho Securities, en declaraciones a la agencia Kyodo.

A pesar de que el impacto del dato negativo del PIB japonés fue limitado, los inversores temen que eso pueda deprimir al parqué nipón durante un largo periodo de tiempo, al no existir otros alicientes para ganar terreno.

De entre los principales valores del Nikkei, Sony cayó un 2,6 por ciento después de que la agencia crediticia Moody's rebajara, el pasado viernes, su deuda a largo plazo un peldaño hasta 'Baa3', o aprobado bajo.

También bajaron los tres principales fabricantes de automóviles japoneses: Toyota (1,5 por ciento), Nissan (1,4 por ciento) y Honda (1,3 por ciento).

Por el contrario, Suzuki Motor se disparó un 4,5 por ciento después de anunciar el viernes el incremento de su beneficio neto entre abril y septiembre en un 30,9 por ciento interanual.

En la primera sección perdieron terreno 1.247 valores, frente a 284 que concluyeron con ganancias y 149 que lo hicieron en tablas.

En total cambiaron de manos 1.256,25 millones de acciones, por debajo de los 1.521,17 millones del viernes.