Todo lo que no son coches

Un salón del automóvil es algo más que coches expuestos. Una cita como la que se está celebrando en Barcelona incluye numerosas actividades que tienen que ver (o no) con el mundo de las cuatro ruedas. Si lo de sólo ver coches no te termina de convencer, te damos algunas pistas de lo que puedes contemplar y hacer en la cita automovilística barcelonesa.

Todo lo que no son coches
Todo lo que no son coches

Uno de los principales atractivos en un Salón del Automóvil - aparte de los coches, evidentemente- está en las azafatas y “azafatos" que lucen sus encantos junto a las últimas creaciones de los fabricantes. En esta ocasión, el certamen que transcurre en la Ciudad Condal cuenta con una nutrida representación de bellas y bellos, que, aparte de mostrar al público su simpatía y atractivo, lucen modelos de lo más vistosos. Durante las jornadas para profesionales, incluso pudimos ver en persona rostros populares como los de la modelo Judith Mascó o las presentadoras Sonia Ferrer, Anne Igartiburu o Jose Toledo.Si lo que te encandila es la competición y la historia, no dejes de pasarte por la exposición de monoplazas clásicos de Fórmula 1, donde podrás contemplar algunos de los coches con los que lograron sus éxitos pilotos de renombre como Ayrton Senna, Nigel Mansell o el mismísimo Juan Manuel Fangio.También tienes la oportunidad de darte una vuelta por la zona con algunos de los modelos que se exponen en la muestra y que ya se encuentran a la venta. Los comerciales que se encuentran fuera de los pabellones cubiertos te lo permitirán, con el claro objetivo de que, tras darte un paseo, termines por comprarte uno de sus coches.Toyota y Nissan, además, ponen a tu disposición sus gama de todo terrenos para que te montes en ellos y recorras un circuito específico 4x4, lleno de pendientes y desniveles. No te asustes, no tendrás que conducirlo tú por estas zonas tan complicadas: un monitor se encargará de ello, al mismo tiempo que te comenta cómo funcionan determinados mecanismos del coche. Incluso, si lo deseas, podrás probar uno de los vehículos más peculiares de los últimos tiempos. Se trata del Segway, una especie de patinete con motor que puede alcanzar hasta 30 km/h. Si te va más lo virtual y las consolas de juegos, en varios stands de la muestra tendrás la oportunidad de ponerte a los mandos de un Fórmula 1 o un coche de rallys e, incluso, echar un “partidito" de fútbol.