Teléfonos móviles para controlar los atascos

La empresa estadounidense Wireless desarrolla actualmente un método para estudiar el comportamiento del tráfico urbano, gracias a las ondas emitidas por los teléfonos móviles.

La tecnología que emplea Wireless se denomina Radio Cámara y sirve para hacer un seguimiento físico de los teléfonos móviles en una zona determinada. Los portátiles emiten señales de radio que se transmiten a las antenas celulares repetidoras. Estas señales rebotan en los edificios y otros obstáculos. Al rebotar, dan lugar a un dibujo de reflejos de onda que indica la posición de la llamada. Si la persona que utiliza el teléfono se mueve, el sistema puede calcular su velocidad y dirección. Si se aplica a un gran número de usuarios de móvil, se puede conocer su comportamiento. Esto permite, por ejemplo, seguir con fiabilidad un atasco de tráfico. Así, los responsables del orden urbano podrían disponer de un mecanismo para monitorizar el tráfico en ciudad y predecir su comportamiento.

Los mejores vídeos