Suzuki Ibérica no venderá el Jimny

Santana Motor y Suzuki Ibérica han roto las negociaciones que mantenían en las últimas semanas para la comercialización en España del pequeño todo terreno Jimny. Con esta decisión, la filial española de la automovilística japonesa no sólo pierde la distribución del Jimny, sino también la del futuro Vitara.

Suzuki Jimny Diesel
Suzuki Jimny Diesel

La tormentosa relación que mantienen Suzuki Ibérica, filial española de la automovilística japonesa, y Santana Motor, fabricante español que produce algunos modelos bajo licencia de la matriz nipona, ofrece esta semana un nuevo capítulo que bien podría ser el último. Y es que, según ha anunciado un portavoz de la filial española de Suzuki, ambas compañías han roto en la última semana sus relaciones.En concreto, las dos compañías han decidido poner fin a las importantes negociaciones que hasta ahora mantenían para la distribución por Suzuki en España del todo terreno Jimny. El motivo del fin de los contactos ha sido, supuestamente, la falta de acuerdo sobre el precio de un stock de alrededor de 700 modelos producidos por Santana sin las modificaciones (restyling) ya introducidas en el actual Jimny.La filial de Suzuki, según ha señalado su portavoz, estaba dispuesta a dejar de importar los Jimny actuales y a comercializar este stock anticuado, siempre, eso sí, a cambio de un precio que fuera atractivo para que un cliente de su marca aceptara la compra de un todo terreno no actualizado.La situación entre ambas entidades ha sido calificada por este portavoz de Suzuki Ibérica como “muy tensas". No obstante, la filial española de la automovilística japonesa todavía confía en volver a abrir las negociaciones, aunque “no a cualquier precio".Con la ruptura de estas negociaciones, fracasa también, de momento, la posibilidad de que el vehículo que resulte del actual Vitara (fabricado ahora por Santana) también sea distribuido por la red de Suzuki Ibérica.El futuro todo terreno, que no podrá llamarse Vitara, supondrá una actualización del actual modelo y será comercializado por Santana Motor, ya que su distribución por Suzuki Ibérica había sido supeditada a la comercialización del Jimny.

En estos momentos, Suzuki y Santana Motor mantienen un acuerdo de distribución que concluye el próximo 30 de junio de 2006 y que no será renovado. Asimismo, ambas compañías mantienen un segundo convenio, en esta ocasión de fabricación, que, inicialmente, finalizaba en la misma fecha, pero que ya ha sido prorrogado hasta septiembre de 2008.