Suspendidos los 160 despidos en Nissan

La dirección y los sindicatos de Nissan Motor Ibérica llegaron ayer a un acuerdo por el que se suspende el expediente de regulación de empleo (ERE) que incluía 160 despidos en la planta barcelonesa de Zona Franca.

Las automovilísticas japonesas son las que más ganan
Las automovilísticas japonesas son las que más ganan

Esta suspensión es temporal y tiene un plazo de vencimiento, exactamente hasta el 7 de mayo. Hasta ese día, se ha formalizado un calendario de negociación del convenio colectivo, que incluye reuniones cada miércoles y viernes. La dirección de la compañía espera de los sindicatos que hagan un esfuerzo importante a la hora de reducir costes. Así, la multinacional japonesa pretende, entre otras medidas, establecer un “salario de entrada" para los nuevos trabajadores, lo que supondría una doble escala salarial durante un tiempo y la ampliación de la jornada efectiva y de la productividad. La reducción de costes en las plantas catalanas de Nissan debe ser, según las previsiones que maneja la compañía, del 30 por ciento, con el fin de asegurar futuras inversiones, entre las que se incluye la fabricación del nuevo todo terreno de la marca. El acuerdo que suspendía temporalmente los 160 despidos se alcanzó en el día de ayer en una reunión en la Consejería de Trabajo de la Generalitat, que lanzó la propuesta de interrumpir el expediente, y cuenta con el respaldo de todos los sindicatos. Este ERE ha provocado protestas, movilizaciones y huelgas en Nissan Motor Ibérica.Al mismo tiempo, la matriz japonesa de Nissan ha presentado un nuevo plan para ganar rentabilidad. Este programa coincide con el anuncio de un beneficio récord en el último ejercicio, cerrado a finales de marzo con un superávit de 3.840 millones de euros (un aumento del 11,7 por ciento respecto al ejercicio anterior).Las ventas mundiales de la empresa, participada en un 44 por ciento por Renault, crecieron un 10,4 por ciento y superaron la barrera de los 3 millones de unidades.