Suspendido jefe de policía por conducir ebrio

El alcalde de Mataró, Joan Antoni Baron, ha decidido suspender del cargo durante un máximo de seis meses el jefe de la Policía Local, Joan Francesc Giménez Cernuda, que fue condenado por un juzgado de Barcelona a estar 8 meses sin carné por conducir ebrio.

El jefe de la Guardia Urbana de Mataró fue condenado a mediados de este mes por el Juzgado de Instrucción número 16 de Barcelona por un delito contra la seguridad del tráfico al dar positivo en un control de alcoholemia cuando estaba fuera de servicio y circulaba por la avenida Diagonal de Barcelona. De acuerdo con la sentencia, los hechos tuvieron lugar sobre las tres y media de la madrugada del pasado día 15 de enero cuando Joan Francesc Giménez conducía un vehículo por la avenida Diagonal de Barcelona y fue parado por agentes de la Guardia Urbana. Los agentes comprobaron que el conductor tenía evidentes síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas que "mermaban sus facultades psicofísicas para la conducción", según la resolución judicial. El conductor fue sometido a la prueba de alcoholemia, que dio positivo con 0,71 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuando el límite permitido es de 0,25 mg/l. La sentencia condenó a Giménez Cernuda por un delito contra la seguridad en el tráfico con la retirada del permiso de conducir durante 8 meses y le impuso también el pago de una multa de 480 euros, así como realizar 21 días de trabajos en beneficio de la comunidad. El alcalde de Mataró ha nombrado provisionalmente a Mateo Sánchez Reyes como nuevo jefe de la Policía Local, tal como ha anunciado en la junta de portavoces extraordinaria del consistorio que se ha celebrado ayer. El pasado 12 de febrero Joan Antoni Baron ordenó la apertura de un expediente informativo, tras ser informado por el propio jefe de la Policía Local de los hechos, para examinar el alcance de las consecuencias para la continuidad en el puesto de trabajo de jefe de la Policía Local a Giménez Cernuda. Este expediente, instruido por el secretario del Ayuntamiento, apunta la posibilidad de que Cernuda haya cometido "una falta grave por la comisión de conducta que atentan contra el decoro y la dignidad de los funcionarios, contra la imagen del cuerpo y contra el prestigio y la consideración debidos a la corporación". Ante esta conclusión, el alcalde de Mataró ha decidido incoar un expediente disciplinario al jefe de la Policía Local que lo instruirá la funcionaria de la Diputación de Barcelona Marta Puig. El expediente informativo del 20 de febrero también tenía por objeto examinar si el jefe del servicio jurídico administrativo del área de Vía Pública del consistorio, Lluís Miquel Clemente, incurrió en alguna infracción al no haber comunicado a la alcaldía su intervención como letrado en la defensa de Giménez Cernuda.

Al tener conocimiento de ello, el alcalde lo retiró de la instrucción y nombró al secretario municipal nuevo instructor. El Ayuntamiento de Mataró ha abierto ahora expediente disciplinario contra Lluís Miquel Clemente por la posible comisión de una "falta leve", según informaciones municipales.