Suecia exhibe sus avances en seguridad vial

Barreras de cables que “atrapan" los coches, sistemas que evitan que el conductor sobrepase la velocidad permitida, cámaras de visión nocturna, alcoholímetros en la llave de contacto… Suecia es pionera en los sistemas que mejoran la seguridad vial y mañana explicará en Madrid cómo ha conseguido estos avances.

La A-6, cortada en su acceso a Madrid
La A-6, cortada en su acceso a Madrid

Aunque la cantidad de conductores y de vehículos no es comparable, lo cierto es que Suecia muestra unos datos sobre seguridad vial que ponen en evidencia los resultados de las políticas españolas en esta materia. Con 4,5 millones de coches, hubo 529 muertes en la carretera en 2003 (18,7 millones de automóviles y 5.399 fallecidos en España). En el país nórdico hay 5,5 muertos anuales por cada 100.000 habitantes, un ratio que en nuestro país se duplica. También nos “sacan los colores" en la aplicación de medidas encaminadas a reducir los accidentes. La cifra de automovilistas española es cuatro veces superior a la sueca y, sin embargo, nuestro país realizó el año pasado 2,7 millones de tests de alcoholemia, sólo un millón más que en el país nórdico. Además, esta región cuenta con 400 cámaras fijas de control de la velocidad –señalizadas- e instalará otras 400 en 2006. La Dirección General de Tráfico española tiene como objetivo colocar 500 a lo largo de la presente legislatura. Además, Suecia revisa las carreteras y las señales y la Administración da ejemplo probando los dispositivos e invirtiendo 70 millones de euros en investigaciones.Los resultados espectaculares de la región escandinava se deben a su filosofía. “El error está en haber fabricado los vehículos y las vías sin tener en cuenta el factor humano", asegura Claes Tingvall, director de Seguridad Vial de la Administración de Carreteras en Suecia. “Ahora, las infraestructuras y las tecnologías deben paliar los efectos de los fallos de los conductores", añade, según recoge el diario “ABC".Siguiendo estos criterios, más de 1.000 carreteras suecas de doble sentido cuentan con barreras flexibles que actúan como mediana. Están formadas por cables de acero que “atrapan" los coches cuando éstos se salen de la vía, con el fin de evitar que reboten y causen colisiones múltiples. Además, el entorno de las carreteras está libre de obstáculos como árboles, postes… La parte más sorprendente de esta lucha contra la siniestralidad viene de la mano de las nuevas tecnologías. La telemática ha permitido espectaculares avances en tres áreas: “pre-crash" (prevención de accidentes gracias a los limitadores de velocidad o los radares), “in crash" (sistemas que minimizan los daños, como el cinturón de seguridad o los airbag) y “post crash" (intervención rápida de los servicios de emergencia: móviles “manos libres" envían señales vía satélite a centrales SOS).Entre las marcas más activas en la exploración de los nuevos sistemas de seguridad se encuentra Volvo. En su sede, situada en la ciudad sueca de Torlanda, varios ingenieros trabajan en dispositivos que tomen el control del vehículo cuando el conductor lo pierda. Parecen sacados de alguna película de ciencia-ficción, pero se basan en la realidad: los especialistas piden a las aseguradoras datos sobre los accidentes, con el fin de aplicar esta información a las mejoras de los aparatos. En el siguiente cuadro tienes algunas de las creaciones más sorprendentes:- Ya se están dando los últimos retoques a un sistema de radar que avisa al conductor cuando éste va a chocar con la parte posterior de un automóvil. Si el piloto no reacciona, se emite una señal acústica y se tensa el cinturón de seguridad. Cuando quedan 0,7 segundos para la colisión, el vehículo frena automáticamente, para que el impacto se reduzca todo lo posible, explica el diario “La Vanguardia".

- Los países del norte de Europa quieren que la Comisión Europea se involucre en el sistema de llamada de emergencia, que debería introducirse en la legislación comunitaria y estar presente en todos los coches a partir de 2009. El dispositivo consiste en un emisor y un localizador GPS conectados al airbag. Cuando éste se acciona, el vehículo manda la señal de socorro a un centro de emergencia y envía la posición exacta del coche. También serviría para emplearlo en caso de robo.

- El “Alcolock", sobre el que te hemos hablado en varias ocasiones, se está generalizando en Suecia. Se trata de un alcoholímetro integrado en la llave de contacto: si el conductor que ha bebido realiza el test y éste es positivo, el sistema impide que el coche arranque.

- La empresa Initia ha desarrollado un dispositivo que limita la velocidad. El pedal del acelerador ofrece resistencia cuando se rebasa un máximo, fijado con anterioridad en un aparato situado en el salpicadero del coche. Por supuesto, si es necesario pisar a fondo para salir de alguna situación comprometida, puede hacerse.

- La compañía Autoliv, que opera en 30 países (incluido España), está trabajando en un asiento que se balancea cuando el vehículo recibe un impacto trasero. Con este dispositivo, pretende evitar las lesiones cervicales. Además, ha ultimado un sistema de visión nocturna, que destaca los seres que desprenden calor, y un capó que amortigua los golpes, con el fin de minimizar los efectos de un atropello.

- El fabricante sueco de camiones Scania está desarrollando un programa de estabilidad electrónica para evitar que el vehículo vuelque en las curvas. Además, también está probando un sistema de “frontal blando", denominado “nariz suave", en sus camiones. Los avances tienen un coste bastante elevado y encarecerán los vehículos de manera notable, por lo que no todos los conductores podrán acceder a estos dispositivos.

Además, parecen existir reticencias a la hora de invertir en seguridad, un hecho inexplicable si se tienen en cuenta los objetivos de la Unión Europea: en 2010, las muertes en la carretera deberían reducirse a la mitad respecto a 2000. En España estamos muy lejos de esta meta y, para aprender del país nórdico, la Embajada de Suecia, en colaboración con la Asociación Española de la Carretera, ha organizado un seminario sobre seguridad vial. El encuentro tendrá lugar mañana, en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid.