Suben un 55 por ciento las muertes en accidentes dentro de Madrid

En el año 2000 murieron 104 personas en accidentes de tráfico dentro de Madrid. Esta cifra supone un incremento del 55 por ciento frente a las 67 muertes de 1999. La mitad de los fallecidos, 52, eran peatones que fueron atropellados.

Suben un 55 por ciento las muertes en accidentes dentro de Madrid
Suben un 55 por ciento las muertes en accidentes dentro de Madrid

La Policía Municipal de Madrid registró un total de 20.589 accidentes durante el año 2000. Estos siniestros provocaron 104 muertes, lo que supone un incremento del 55 por ciento frente a las víctimas mortales registradas en 1999.

María Tardón, concejal de Movilidad Urbana de Madrid, presentó ayer el informe anual sobre accidentes en la capital. De él se desprende que el año 2000 resultó nefasto en este apartado, rozando las cifras de 1998, año en que hubo 112 muertes.

Si 1999 fue un tiempo de tranquilidad con sólo 67 víctimas mortales, el 2000 volvió a ser conflictivo. El número de accidentes se incrementó en 1.330, con lo que hubo más ocasiones para sumar muertes.

Entre las causas más importantes de esta alta siniestralidad hay que consignar el alcohol. El 40 por ciento de los conductores implicados en accidentes estaba bajo los efectos de las bebidas alcohólicas. Este índice tiene un repunte importante los viernes por la noche, auténtico punto negro de la accidentalidad. Los jóvenes son los principales afectados por los accidentes en horas de fiesta.

Después, destaca el alto número de personas mayores de 60 años muertas en siniestros circulatorios. Sin embargo, en este apartado hay que hablar de otro factor: el atropello. De los 27 muertos que superaban esa edad, 24 fueron atropellados. La Policía Municipal ha intensificado la vigilancia en las cercanías de residencias de ancianos, mercados, etc.

Por sexos, los hombres están involucrados en muchas más colisiones que las mujeres. En total, 8.599 hombres y 4.104 mujeres resultaron accidentados durante 2000.

Si atendemos a la distribución mensual, diciembre de 2000 fue el periodo que más incidentes registró, con 1.960 siniestros. A cambio, agosto, con la ciudad casi vacía, se quedó en 1.197. Por muertes, el mes más luctuoso fue mayo, con 16.

Barcelona, 54 muertes
La otra gran ciudad española, Barcelona, registró 54 muertes en los 12.907 accidentes que padeció durante 2000. El 70 por ciento de estos accidentes fueron colisiones entre vehículos, mientras que un 14 por ciento se debió a atropellos.

De los 1.788 atropellos, 861 tuvieron al peatón como culpable y dejaron 15 muertes, ocho menos que en 1999. De estos 15 muertos, ocho eran mayores de 65 años, lo que significa una gran reducción frente al año anterior, cuando murieron 18 personas que superaban esta edad.

Según el Ayuntamiento de Barcelona, la causa más importante de accidentes fue la falta de atención de los conductores, seguida por la falta de respeto a los semáforos.

El móvil y la doble fila
En el informe presentado por la Policía madrileña se estipula cuáles son las irregularidades más frecuentes cometidas por los conductores de la capital. Hablar por teléfono portátil ha generado un 11,5 por ciento más de denuncias que en el año 1999, mientras que el aparcamiento en doble, y hasta en triple fila, supuso 92.902 sanciones.

El número total de multas impuesto ascendió a 773.000, de las que 396.792 se debieron a incorrecciones al aparcar.

En esto tuvo mucho que decir la grúa, que efectuó 174.399 salidas, de las que en 75.000 no logró apresar a ningún coche.