Suben las ventas asiáticas en EE.UU

El mercado estadounidense ha cerrado un magnífico mes de octubre. Las ventas de coches han subido un 2,2 por ciento con respecto al mismo mes de 2003. Las firmas asiáticas viven un momento de verdadero esplendor.

Suben las ventas asiáticas en EE.UU
Suben las ventas asiáticas en EE.UU

Lo cierto es que son los fabricantes coreanos y japoneses los que mantienen vivo el mercado estadounidense, el más poderoso del mundo. Y menos mal que están los asiáticos, porque las firmas locales no acaban de enderezar su rumbo. De las tres grandes, sólo DaimlerChrysler ha logrado aumentar las ventas. El consorcio germanoestadounidense ha cerrado con un aumento del dos por ciento en sus matriculaciones, lo que se traduce en 170.169 unidades vendidas por todas sus marcas. Gracias a esta subida, DC se mantiene en el camino correcto para firmar su primer año de aumento desde 1998.

Por su parte, el gigante General Motors ha vuelto a ser la empresa que más vehículos ha vendido (338.826 vehículos), pero esta posición de liderazgo no le ha servido para aumentar sus entregas: pierde un cinco por ciento con respecto a octubre de 2003.
En Ford, con 249.484 matriculaciones, sucede lo mismo. En este caso, la caída es también del cinco por ciento. Los observadores subrayan que estos tropiezos contrastan mucho con el mes de septiembre, un mes de subidas en las ventas. Lo explican diciendo que en septiembre había cierta expectación por los modelos de la nueva temporada y también importantes descuentos. En cambio, en octubre la expectación se ha ido apagando, lo mismo que las rebajas. Además, hay un cierto malestar por la subida del precio de los carburantes y, por si algo faltaba, ha sido el mes de la campaña electoral. Se cree que mucha gente ha preferido esperar a ver cómo evolucionaba la economía tras las elecciones del día 2, en que fue reelegido George Bush.

El golpe ha sido duro para las marcas locales. Tanto que algunas, como Ford, ya estudian ajustes en la producción para evitar que les sobren coches a fin de año. El ritmo total del mercado americano se sitúa en un horizonte de 16,9 millones de unidades cuando acabe el año. Eso supondrá un leve descenso.Pero los análisis de los expertos no sirven para las marcas asiáticas. Coreanos y japoneses crecen una vez más y amenazan seriamente al poder de las tres grandes firmas americanas. Toyota, por ejemplo, logró colocar 170.815, con lo que supera una vez más a Chrylser y, de paso, totaliza un ascenso del 13 por ciento con respecto al mismo mes de 2003. Toyota ha marcado un verdadero hito en su historia, pues, además de estas ventas americanas, también ha presentado las mundiales para lo que va de año. La marca japonesa podría cerrar 2004 a un nivel cercano a los 7,2 millones de coches en todo el mundo, y esperan llegar a 8,5 millones en 2005, un registro que la situaría prácticamente por encima de General Motors a escala global.

Por su parte, Nissan también crece, con una subida del 27 por ciento y unas ventas totales de 86.599 unidades. Más ha vendido Honda, un total de 110.502 coches, pero con un incremento menor: 10 por ciento de ascenso. Sólo Mitsubishi va mal: pierde un 43,6 por ciento.

Por su parte, Hyundai y Kia, ambas coreanas, mantienen un lento pero seguro incremento que, en octubre, ha sido también de dos dígitos. Con estos datos, las firmas asiáticas acaparan ya un 35,9 por ciento del mercado, por encima del 32,9 por ciento que controlaban hace un año.

Menos brillante es el comportamiento de las marcas europeas, que se mantienen en los niveles de meses anteriores. Volkswagen pierde un ocho por ciento con respecto al último octubre, mientras que Porsche crece un 64 por ciento después de vender 3.021 vehículos, una cantidad poco relevante en un mercado tan amplio.