Sube el precio del crudo ante el posible ataque de EE.UU. a Irak

A pesar de que la OPEP había asegurado hace días que el precio del crudo no aumentaría por el temor de un posible ataque militar de EE.UU. sobre Irak, la realidad ha sido bien distinta; el precio del barril del Petróleo Intermedio de Texas ha subido un dólar ante los preparativos bélicos de la primera potencia mundial.

El precio del barril de crudo ha subido un dólar en Nueva York -casi un 4 por ciento- ante el temor a una posible ofensiva del ejército estadounidense sobre Irak. Al cierre de la sesión, los contratos para septiembre del Petróleo Intermedio de Texas, el de referencia en EE.UU., cotizaban a 27,86 dólares el barril.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aseguró hace unos días que el precio del crudo no aumentaría ante la amenaza de conflicto bélico. Sin embargo, los preparativos de guerra que EE.UU está llevando a cabo en los últimos días han provocado la inestabilidad del mercado.

Los distribuidores de petróleo han señalado que la Armada de EE.UU. ya ha iniciado los contactos para fletar un buque que lleve helicópteros militares y municiones desde su propio país a dos puertos del Mar Rojo. Además, hace tan sólo una semana, el Gobierno de Bush ordenó la contratación de un barco para transportar material bélico desde Europa, lo que demuestra la inminencia del posible ataque.

Un nuevo conflicto en el Golfo Pérsico significaría un recorte de las exportaciones de crudo iraquíes, que realiza a través del programa humanitario de la ONU "Petróleo por Alimentos". Esta situación sería especialmente relevante teniendo en cuenta que el país árabe es el quinto suministrador de petróleo más importante de EE.UU.

El enfrentamiento de ambas naciones tendría unas repercusiones muy importantes para el petróleo, ya que, como han señalado los analistas del mercado, una acción militar en el Golfo Pérsico no sólo paralizaría los suministros de crudo iraquíes, sino también los de otros países de la zona como, por ejemplo, Arabia Saudí.

Reunión de la OPEP para fijar la producción
Por otra parte, los miembros de la OPEP han anunciado que se reunirán el próximo día 19 de septiembre en Osaka (Japón) para decidir si continúan el próximo cuatrimestre con su política restrictiva de producción de crudo.

Los analistas esperan que la OPEP incremente su producción, a pesar de que en julio ya sobrepasaron el límite fijado. Sin embargo, las inciertas condiciones del mercado, que han provocado que la demanda de petróleo no haya aumentado tanto como inicialmente se había previsto, hacen más difícil la iniciativa.