Stop-Accidentes pide que se acelere el desarrollo normativo de la Ley de Tráfico

Stop-Accidentes es una organización sin ánimo de lucro que lucha para reducir el número de accidentes de tráfico y presta ayuda a los afectados por ellos. En un comunicado emitido ayer, esta entidad reclama del Gobierno un rápido desarrollo normativo de la Ley de Seguridad Vial aprobada en enero.

Stop-Accidentes señala que ha presentado un escrito al Ministerio del Interior recordando que la prontitud en la redacción de los reglamentos que desarrollen los preceptos de la

Untitled Document Ley de Seguridad Vial puede ser fundamental a la hora de salvar vidas.

Recuerdan, como ejemplo más claro, que la Ley establece el uso de "elementos de seguridad que hagan visible al conductor, cuando viéndose obligado a detener el vehículo en carretera deba salir de éste". Esta idea, para Stop-Accidentes, supondrá una reducción del número de fallecimientos, con lo que el desarrollo reglamentario (las instrucciones precisas de aplicación para el usuario, el qué y cómo) debe acelerarse lo más posible. Es decir, la Administración debe anunciar ya qué elementos deben utilizarse y sus criterios de homologación.

"Han transcurrido más de seis meses desde la aprobación de la Ley y la mortalidad de los peatones sigue siendo muy elevada, mientras que los medios para evitarla son muy simples", explica Aitor Canales, responsable jurídico de Stop-Accidentes.

En este sentido, los datos que aporta la organización son concluyentes: durante el año 2000 murieron 189 peatones en atropellos nocturnos producidos en vías no iluminadas. Si hubiesen llevado elementos reflectantes, muchos de ellos se habrían salvado.

Los responsables de la asociación consideran "inadmisible" el actual vacío reglamentario y piden al poder Legislativo información sobre el estado de este desarrollo reglamentario.