Skoda espera producir 30.000 unidades del Superb este año

El último modelo de Skoda, el Superb, tiene el mismo nombre que un automóvil fabricado en los años 40 en la planta checa de Mlada Boleslav. La versión actualizada del coche ha llegado al mercado alemán este mismo año.

La moderna planta checa de Kvasiny fabricará durante este año entre 25.000 y 30.000 unidades de su modelo Superb, el baluarte de la firma automovilística Skoda.

En la actualidad, según el presidente de la firma, Vralislav Kulhánek, hay demanda suficiente para elevar la producción anual hasta las 35.000 unidades, pero esto sólo se llevará a cabo el año próximo y siempre y cuando esa demanda se mantenga. No obstante, el máximo responsable de la marca ha asegurado, en relación con la producción de este año, que, "si llegamos a las 30.000 unidades, estaremos inmensamente satisfechos, pues sabemos que el mercado los espera y los venderemos todos".

La cadencia de fabricación diaria se ha fijado en un centenar de unidades, aunque se prevé que a finales de este mes se hayan alcanzado las 150 unidades. Esta factoría da empleo a 1.500 personas, la plantilla se incrementará hasta las 1.800 durante el año 2003.