Skoda, el arma oculta de VW

La cúpula del Grupo Volkswagen está a punto de recibir a su nuevo presidente, Bernd Pischetsrieder, pero ya se conoce parte de su política: el grupo germano va a potenciar Skoda. En estos nueve meses, la marca checa ha conseguido aumentar sus ventas en toda Europa, mientras que sus hermanos de grupo se han visto sacudidos en mayor o menor medida por la crisis del sector.

Skoda, el arma oculta de VW
Skoda, el arma oculta de VW

Llamada a ser "la marca complementaria" de Volkswagen, Skoda empieza a hacerse un hueco dentro del Grupo VW. En los primeros nueve meses de 2001, la marca checa ha vendido 356.724 vehículos, es decir un 13,5 por ciento más que en el mismo período del año anterior.

Estos números cobran mayor importancia si tenemos en cuenta que, durante este tiempo, sus hermanos de grupo se han visto golpeados en mayor o menor medida por la crisis del sector.

Presente en sesenta mercados, Skoda tiene su particular feudo en Europa Occidental, donde en lo que va de año ha matriculado 129.318 unidades, un 14 por ciento más que en 2000, pero también ha conseguido ganar clientes en otros mercados.

Así, en Europa Central y del Este (a excepción de la República Checa, su mercado natural) sus ventas se han incrementado un 23 por ciento, con 89.792 coches matriculados. El país en el que más ha crecido es Italia, donde ha comercializado 22.681 vehículos, un 39 por ciento más que en el anterior ejercicio.

Desde el 1 de enero hasta el 30 de septiembre, han salido de los concesionarios españoles situados en la Península y Baleares 12.967 Skodas, es decir un 18 por ciento más que en los nueve primeros meses de 2000.

Otros alicientes
Además de estos números, Skoda presenta otros "alicientes" para el Grupo VW. Sus salarios medios se sitúan en 65.000 pesetas, mientras que en España para las mismas categorías se paga hasta 299.000 pesetas al mes. Además, en las plantas checas la jornada anual se sitúa en 1.861 horas, mientras que un trabajador de Volkswagen en Sajonia trabaja al año 1.728 horas.

Por si fuera poco, Skoda ha visto cómo sus nuevos modelos eran muy bien acogidos en el mercado. Así, el Octavia Combi ha aumentado su comercialización este año un 77 por ciento hasta alcanzar las 1.878 unidades.