Sindicatos de PSA en Vigo solicitan menos días y vigencia para el ERE planteado por la empresa

El sistema dos de la planta de Balaídos parará cinco días en enero

Sindicatos con representación en el comité de empresa de PSA Peugeot Citroën han solicitado a la dirección del centro que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) suspensivo de 40 días durante dos años tenga una menor duración, tanto en su vigencia como en la cantidad de jornadas.

Así lo han informado fuentes sindicales a Europa Press, que explicaron que estos posicionamientos fueron trasladados este lunes durante una reunión, la segunda para abordar este expediente planteado por la empresa para 2013 y 2014. Además, ha pedido que exista una compensación del 90 por ciento, y no del 70 por ciento como propone la empresa, que no se bloqueen las jubilaciones parciales y haya medidas de acompañamiento, entre otras cuestiones.

'Para nosotros no son necesarios 40 días durante dos años', mantuvo el representante del SIT, Roberto Barros, quien estimó posible un expediente con 'menos días y menos años' y reclamó que se mantenga la compensación del 90 por ciento, que es la que existe con el ERE actual.

Por su parte, el portavoz de UGT, Rubén Pérez, explicó que la propuesta empresarial pasaría por 30 días para 2013 y 10 para 2014; si bien aseguró que no ve un ERE 'más allá de 2013', pues actualmente no hay 'suficiente visión' de la situación que en el futuro habrá en la planta.

PARADAS

Los sindicatos explicaron que la empresa también les trasladó este lunes que el sistema dos --que fabrica monovolúmenes-- parará cinco días en enero. A juicio de Pérez, este dato es 'malo' y, en parte, justificaría que hubiese que recurrir a un ERE, pues otras medidas de flexibilidad están agotadas. En todo caso, apuntó que a partir ahí, y teniendo en cuenta los plazos de los nuevos lanzamientos, el sindicato hará su propia 'composición del número de días' que estima necesarios.

Por su parte, el representante de CC.OO., Pedro Comesaña, también aseguró 'no estar de acuerdo' ni en la cantidad de días ni en los dos años de vigencia, pues, a su juicio, 'no se ajustan al escenario' de la planta viguesa. También ha pedido un 'esfuerzo' a la empresa para que el complemento sea del 90 y ha solicitado medidas 'de acompañamiento' de carácter social entre otras cuestiones.

El portavoz de la CIG, Manuel Domínguez, apostó por conocer 'las previsiones y el calendario' para el próximo año, así como las 'medidas de flexibilidad' que habrá para, de esta forma, poder conocer 'si es necesario el ERE'. El sindicalista mantuvo que 'primero habrá que conocer todas estas cuestiones', ante la posibilidad de que otras medidas de flexibilidad a desarrollar pudieran ser suficientes 'y no tener que llegar al expediente'.

Una vez conocidos los posicionamientos de la representación de los trabajadores, la empresa las analizará y elaborará un documento con su propuesta sobre el ERE, la cual remitirá a los sindicatos en los próximos días. El plazo para la negociación del expediente concluye el próximo 5 de diciembre.