Severo plan de reestructuración en Chrysler

Chrysler sufrirá una profunda reestructuración que implicará la reducción de gran parte de la plantilla y el cierre temporal de seis factorías. No se librarán ni los directivos

El presidente de Chrysler, Dieter Zetsche (en la foto), anunció ayer un plan de reestructuración de la compañía que será presentado al consejo de administración el próximo dos de febrero. El objetivo es recuperar la rentabilidad de la empresa, pero los especialistas opinan que esto no será posible en menos de cuatro años.
Se eliminarán 20.000 empleados de un total de 125.000, de los que 10.000 corresponden a empleados administrativos y 15.000 a empleados de fábrica. Las reducciones de plantilla se realizarán mediante jubilaciones anticipadas, para evitar así el enfrentamiento con los sindicatos. En los recortes de personal están implicados también directivos de alto nivel.
Además se cerrarán temporal e indefinidamente 6 de las 41 fábricas, reduciendo así la sobrecapacidad que tiene la multinacional actualmente.
Zetsche también ha encargado a 1.500 ingenieros de la marca un estudio para determinar la máxima reducción de costes posible en materia de compras. En este sentido, también ha pedido a los proveedores una reducción de precios de hasta el 15 por ciento durante los próximos tres años.
Sin embargo, Kirk Kerkorian, tercer accionista de Daimler-Crysler, no parece mostrar su confianza en la recuperación y durante el último mes ha vendido un tercio de sus acciones en la empresa, reduciendo así su participación al 2,3 por ciento.
Por otro lado, también se prevé mayor cooperación entre Chrysler y la empresa japonesa Mitsubishi, pero este punto aún no ha sido confirmado.

Los mejores vídeos