¿Seat se ha olvidado de las ayudas públicas?

CC.OO. asegura que Seat nunca ha dejado de recibir financiación pública. Algunas de las ayudas nos llegaron a enfrentar directamente con Bruselas. Ahora, la compañía quiere despedir a 1.346 empleados y amenaza que no “meterá" más dinero en suelo español si no se llega a un acuerdo.

Nace una nueva Seat con dinero bajo el brazo
Nace una nueva Seat con dinero bajo el brazo

¿Farol? Seat asegura que se pararán las futuras inversiones –cerca de 3.000 millones de euros- si no se llega a un acuerdo. Sin embargo, los responsables económicos de la Generalitat (que ahora mismo hacen de árbitros en el conflicto) afirman que el futuro de la compañía está garantizado. CC.OO. va más lejos y dice que el ERE no es defendible ante la “buena salud" financiera de Seat. Además, según este sindicato, la compañía nunca ha dejado de recibir subvenciones y se le ha tratado muy generosamente en materia fiscal. En 1986, el Instituto Nacional de Industria (INI) dejó el accionariado de Seat, pero, antes, limpió sus cuentas: le perdonó una deuda de 2.400 millones de euros. Más tarde (en 1993) llegó una gran crisis y VW condicionó el futuro de la compañía española a las ayudas económicas: el Ejecutivo de Felipe González y de Jordi Pujol acordaron 276 millones de euros en subvenciones. Desde entonces, se ha destinado dinero a través de i D, la única manera que permitía evitar los recelos de la Unión Europea. En los dos últimos años, las ayudas públicas superaron los 147 millones de euros, según Comisiones. Sin embargo, en Seat señalan que “las subvenciones forman parte del pasado". CC.OO. ha llegado a presentar hasta 16 folios criticando el ERE de Seat (quieren despedir a 1.346 empleados). Además, lamentan la “opacidad" y el “confusionismo" que lleva a cabo la compañía. Ya sólo quedan 10 días para que la Generalitat dicte qué pasará con Seat. Las posiciones parecen enrocadas y el coseller de Treball i Indústria, Josep María Rañé, ha instado a los sindicatos y a la dirección de la compañía a llegar a un acuerdo. Además, cada día que pasa, la industria auxiliar enferma. Los últimos en presentar Expedientes de Regulación de Empleo en sus plantillas son Componentes Vilanova y Peguform Ibérica, ambos trabajan para Seat. Si no es así, el Gobierno catalán deberá tomar una decisión que “no satisfará a ninguna de las partes", advierte Rañé.

La situación de Seat se debate en nuestros foros. Trabajadores de la compañía, compradores, dueños de concesionarios... mucha gente nos da su opinión.
Participa: tú tienes la última palabra.
Los mejores vídeos