Seat no fabricará un monovolumen compacto

El presidente de la compañía, Bernd Pischetsrieder, ha decidido cancelar el proyecto para producir un monovolumen de tamaño pequeño en la planta de Martorell (Barcelona), como anunció Pierre Alain De Smedt, anterior responsable de Seat. La medida ha causado malestar entre los proveedores del fabricante, pues el plan se encontraba en una fase muy avanzada de desarrollo.

La marca española pretendía competir con automóviles como el Renault Scénic, el Nissan Tino o el Citroën Picasso. El monovolumen se construía sobre la plataforma del Seat Ibiza, aunque ligeramente ampliada. Sin embargo, el modelo no llegará a salir al mercado, ya que el presidente de Seat, Bernd Pischetsrieder, ha cancelado el proyecto.
El impulsor de este vehículo fue el predecesor de Pischetsrieder, Pierre Alain De Smedt. La intención de la empresa era seguir la táctica de Renault, Nissan y Citroën, marcas que ligaron sus monovolúmenes compactos al lanzamiento de sus coches estrella: Mégane, Almera y Xsara, respectivamente.
Según lo planeado, Seat debía iniciar la venta de los nuevos Ibiza y Córdoba a finales de este año o principios de 2002. Posteriormente, lanzaría el monovolumen que completaría la oferta comercial y permitiría incrementar el nivel de producción de la planta de Martorell. Así, el fabricante español se convertiría en la única firma del consorcio Volkswagen que dispondría de un monovolumen de tamaño reducido.
La resolución de Pischetsrieder ha causado malestar en la industria auxiliar, ya que este proyecto se encontraba en una fase avanzada de diseño y desarrollo industrial de sus componentes.
Esta decisión es una de las medidas de choque que el presidente de Seat ha adoptado para que la marca española gane posiciones en el grupo VW y aumente su rentabilidad. Pischetsrieder también ha ordenado paralizar y revisar el proyecto para sustituir al actual Seat Toledo/León, modelos que utilizan la misma plataforma. El centro técnico de Martorell trabaja en un modelo de dimensiones similares al actual, pero Pischetsrieder pretende crear un coche de mayor tamaño y precio más elevado y rentable.
Este nuevo vehículo podría contar con una variante de monovolumen que debería sustituir al proyecto recién cancelado.

Los mejores vídeos