Seat: León, de rompe y rasga

Es el auténtico rey de esta selva de nuevos productos; el modelo más eperado, el que en verdad se merece el título de auténtica novedad y, por si fuera poco, un futuro superventas. Si vas a Barcelona, imprescindible que te acerques a verlo.

Seat: León, de rompe y rasga
Seat: León, de rompe y rasga

Seat siempre tiene algún “plato fuerte" para servir en Barcelona (en la anterior edición, el Cupra GT), pero esta vez nos ofrece auténtico “pata negra": el nuevo León. De hecho, sus rivales han remodelado antes sus superventas (el Golf, el Astra, el Focus...) y todos aquellos que se iban a comprar un compacto se preguntaban “¿a qué espera Seat?". Pues ya está aquí y también está en la factoría de Martorell, donde pretenden lograr cuanto antes las 500 unidades diarias. Sin embargo, hasta el verano no lo encontrarás en los concesionarios. La espectación es máxima. Su imagen es puramente Salsa, aquel prototipo que poco a poco ha ido dando a luz modelos como el Altea o el Toledo. Lo más “in" de su diseño son las manecillas de las puertas traseras semiocultas y los limpiaparabrisas paralelos a los montantes de las puertas. A pesar de su imagen coupé, estamos ante un cinco puertas (Seat no ha hablado nada de la carrocería de 3 puertas) mucho más grande que su predecesor. La longitud ha aumentado 13,2 cm, hasta alcanzar los 4,31 metros; la anchura es 2,6 cm superior y llega hasta los 1,76 m y se queda en 1,45 m. El espacio ha dado sus frutos: un interior más amplio y confortable. Bien es cierto que, si hacemos caso a las cifras, poca diferencia hay en el espacio de carga (éste tiene un maletero de 341 litros frente a los 340 litros de la anterior generación). Sin embargo, gracias a unas formas más regulares, este habitáculo resulta bastante más aprovechable. Seat ha trabajado para que el León se mueva con más soltura. Así, su bastidor es completamente nuevo, aunque no inédito (ya lo llevan VW Golf y Audi A3). Incorpora el denominado “Chasis Ágil" desarrollado por el Centro Técnico Seat de Martorell. La suspensión delantera tiene el mismo esquema que la del León actual (independiente de tipo McPherson), pero, en esta ocasión, se asocia a un nuevo subchasis de aluminio. Por su parte, la suspensión trasera, anteriormente semi-independiente por eje torsional, será ahora independiente con un eje Multilink de cuatro brazos. El nuevo León cuenta con dirección electromecánica y dispone de frenos con discos ventilados en las ruedas delanteras y discos macizos en las traseras. La seguridad activa se completa con ABS, control de tracción y control de estabilidad ESP, que serán de serie, según los niveles de equipamiento.En un primer momento, se pondrá a la venta junto a cuatro mecánicas distintas. Las mecánicas disponibles son un 1.6 de inyección indirecta y 102 CV y un 2.0 FSI con una potencia de 150 CV, ambos en gasolina; además, hay dos posibilidades en Diesel, un 1.9 TDI de 105 CV y un 2.0 TDI de 140 CV. Todas ellas son mecánicas ya conocidas dentro del grupo Volkswagen.Se ofrecerá con cuatro niveles distintos de acabado y equipamiento: Reference, Stylance, Sport y Sport-up. En todos ellos, se incluirán de serie seis airbags (dos frontales, dos laterales delanteros y dos de cortina) que se podrán completar con los airbags laterales traseros, que serán opcionales. Todas las plazas están equipadas con cinturones de tres puntos de anclaje, con pretensores y limitadores de carga en los dos delanteros y en los dos laterales posteriores, que incluyen anclajes Isofix.

Hace apenas unas semanas, debutaba en forma de prototipo en el Salón de Ginebra y ya entonces nos hicimos una idea de lo que llegaría finalmente a los concesionarios de la marca. Bien es cierto que algunas soluciones, como la inclusión de cuatro cámaras de vídeo que informan al conductor y a los ocupantes de lo que sucede a su alrededor, o la configuración como un cuatro plazas, finalmente se han desechado.
Juzga tú mismo las diferencias.
Seat amplía la familia del Atea y del Toledo con dos nuevas versiones, denominadas Hot para el primero y Magnus para el segundo. Tanto el Altea Hot como el Toledo Magnus están disponibles en combinación con los motores 1.6 de 102 CV, 1.9 TDI de 105 CV y 2.0 TDI de 140 CV. Sobre el acabado Reference, los equipamientos Hot y Magnus ofrecen de serie los mismos elementos: faros antiniebla, cristales oscuros y doble climatizador.También se ofrece el nuevo acabado Select en estos modelos, pero tan sólo se puede combinar con la mecánica de gasolina 1.6 de 102 CV. Ofrece de serie llantas de 16", cierre centralizado con mando a distancia y llave plegable, elevalunas eléctricos delanteros con función “one touch" y sistema antipinzamiento, ABS, TCS, airbag para conductor, acompañante, laterales y de cortina, entre otros elementos. A partir de ahora, Los Toledo y Altea contarán con un sistema de control de presión de los neumáticos y con asientos deslizantes traseros en su equipamiento de serie. Entre las opciones, será posible elegir un pack que integra el encendido automático de los faros y el nuevo sensor de lluvia. Éste se ha situado en la zona superior del parabrisas y se ha desplazado hacia la derecha, para que no entorpezca la visión del conductor.