Seat aplica un "túnel de viento virtual" al diseño de sus vehículos

El Centro Técnico de Seat acaba de estrenar un nuevo programa de cálculo que permite evaluar el comportamiento aerodinámico de los modelos de la marca. Se trata del Powerflow, un túnel de viento generado por ordenador en el que se simula la resistencia al aire de un vehículo.

El fabricante utilizará en sus diseños el Powerflow, un programa elaborado por el MIT (Massachusetts Institute of Technologies) que facilita el estudio del flujo de aire que actúa sobre el vehículo. Con esta herramienta se obtienen datos útiles para lograr una aerodinámica óptima respecto a la resistencia de avance del coche, al "lift" (efecto que tiende a elevar el vehículo de la carretera) y a la refrigeración de los motores.

Según Wilhem Lohmar, responsable de Cálculo Técnico de Investigación y Desarrollo en Seat, "las herramientas de simulación son básicas para abordar con éxito los procesos de desarrollo. Por ello, los recursos destinados a éste área refuerzan la competitividad de una marca, ya que un desarrollo basado únicamente en ensayos con piezas físicas es menos operativo ante las exigencias legales que debe cumplir un automóvil y ante las constantes demandas del mercado".

Para llevar a cabo este programa, el Centro Técnico de Seat ha sido dotado de equipos de última generación. Una vez realizada la prueba virtual, los vehículos entran en el

Untitled Document

túnel de viento </font color="#3333FF"> real, con la ventaja de contar ya con los resultados previos, reduciendo así el tiempo y el coste empleados en los proyectos.

La implantación de este sistema se enmarca dentro de la política de innovación del fabricante, que pretende introducir tecnología punta en la fabricación de sus productos. Así, Seat ha previsto una inversión de 250.000 millones de pesetas (1.502,53 millones de euros) entre 2000 y 2004 y de otros 150.000 millones de pesetas (901,52 millones de euros) en recursos para I D.

Seat desarrolla un nuevo monovolumen
El Centro Técnico de Seat en Martorell ha acelerado los trabajos de desarrollo de un monovolumen construido sobre la plataforma del Toledo, según informa una agencia de comunicación.

El nuevo vehículo, que ha recibido el nombre interno de "S3-59", podría estar terminado en menos de un año y medio, permitiendo a la marca española entrar en un segmento en el que aún no está presente.

La dirección de Volkswagen decidirá en noviembre si adjudica a su filial española la producción de este monovolumen.