Seat abre sus primeros ocho concesionarios en el prometedor mercado chino

La compañía automotriz española Seat abrió hoy con ceremonias en varias ciudades chinas sus primeros ocho concesionarios en el gigante asiático, que es desde 2009 el mayor mercado del mundo y en el que la marca ha comenzado a vender sus modelos Ibiza y León.

Las ocho ciudades (Changsha, Chengdu, Chongqing, Nankín, Shenzhen, Suzhou, Wuhan y Zhengzhou) están situadas en el este y el interior del país, y son el punto de partida para una posterior ampliación a 15 concesionarios, donde ya se incluirá a las tres principales ciudades del territorio (Pekín, Shanghái y Cantón).

'El mercado automovilístico chino está en pleno auge y existe una creciente demanda, sobre todo entre los consumidores jóvenes, de vehículos deportivos de gran calidad que se caractericen por un lenguaje de diseño inconfundible', señaló el presidente de Seat, James Muir, al respecto del desembarco de la marca en el gigante asiático.

Para la inauguración, cada uno de los concesionarios ha sido inaugurado por un miembro de la directiva de Seat, y así mientras Muir abrió el de Wuhan, el vicepresidente Comercial, Paul Sevin, hizo lo propio en Zhengzhou, y el de Recursos Humanos, Josef Schelchshorn, en Chongqing, entre otros.

La inauguración se produce un día después de que Seat llevara a cabo por primera vez la presentación de un modelo nuevo fuera de Europa, el Ibiza Cupra Concept, en el Salón del Auto de Pekín, donde también debutaba.