Se vende por accidente una patente de Rover

La venta de MG Rover se complica: al parecer, los derechos sobre su principal activo, el deportivo MG TF, fueron traspasados a China por accidente.

El año pasado, el fabricante asiático SAIC (Shanghai Automotive Industry Corporation) pagó 67 millones de libras (100 millones de euros) por los derechos de la mayoría de los modelos y mecánicas de Rover. Entre ellos no estaba el deportivo MG TF, que se suponía excluido del acuerdo.Sin embargo, según los registros de la Oficina de Patentes, el diseño de este vehículo es propiedad de SAIC desde septiembre del año pasado. Cualquier cambio en esta transferencia requerirá ahora el permiso del fabricante asiático, ya que aparece como el propietario legal de estos derechos. De momento, la marca china se ha negado a hacer comentarios, aunque ha asegurado que está investigando las operaciones.El TF (del que se vendieron 11.106 unidades en 2004) fue el único modelo sobre el que SAIC no pidió derechos de propiedad intelectual. De hecho, la marca ha afirmado en repetidas ocasiones que no hay mercado en China para este vehículo, por lo que no está interesada en él.Esta situación podría generar un nuevo contratiempo en los planes de venta de Rover. De momento, los administradores de la automovilística, que se declaró en bancarrota en abril, han anunciado a los posibles compradores que la puja por la compañía se cerrará el miércoles.