¿Se podrá cambiar la ''autonomía'' de las matrículas?

El Gobierno sigue adelante con las matrículas autonómicas, a pesar de la oposición de fabricantes y vendedores. Sin embargo, ha escuchado sus quejas: si el principal problema es vender luego los coches, podría permitir que los dueños cambien la “autonomía" de sus vehículos.

¿Se podrá cambiar la ''autonomía'' de las matrículas?
¿Se podrá cambiar la ''autonomía'' de las matrículas?

Todavía “lo están estudiando". Sin embargo, la solución que baraja la Dirección General de Tráfico (DGT) podría aplacar las principales críticas a las matrículas autonómicas. Según adelantan, las placas se podrían cambiar para que varíen los distintivos autonómicos. Explican que las nuevas matrículas recogerán, al igual que hacen las actuales, cuatro números y tres letras. Estos signos valdrían para distinguir el vehículo, mientras que las siglas autonómicas sólo servirán para indicar la procedencia del coche. Así, los vehículos usados que sean vendidos a conductores de otras provincias podrían cambiar su matrícula para adaptarla a su nueva “residencia". Con esta medida, la DGT sale al paso de las críticas del sector de compra-venta de vehículos, que aseguraban que las matrículas autonómicas sólo servirían para crear mercados “estancos" y para la devaluación del vehículo. Tráfico no puede obviar las opiniones del sector, ya que sólo el año pasado movió más de 6.000 millones de euros gracias a la venta de 1.200.000 coches de segunda mano. Sin embargo, la medida no ha contado con el aplauso de aquellos a los que pretendía contentar. Muchos se preguntan quién pagará el cambio de placa (puede rondar los 150 euros). Tráfico asegura que podrían permitir los cambios sin necesidad de pagar tasas. Todavía son sólo propuestas y estudios. Lo único que Tráfico asegura categóricamente es que los distintivos autonómicos no serán una opción. La Asociación Española de la Carretera, apoyada por otros colectivos, había propuesto que incluir los escudos de las autonomías en las placas fuese voluntario. La medida no gusta a la DGT, porque asegura que acabaría con la uniformidad. No es la única aspereza que tendrá que limar Tráfico. La Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR), la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles (ANIACAM), la Federación de Asociaciones de Concesionarios (FACONAUTO), la Federación Catalana de Vendedores de Vehículos a Motor (FECAVEM), el Real Automóvil Club de España (RACE), la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes (SERNAUTO) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor Reparación y Recambios (GANVAM) se oponen. Todos están en contra y aseguran que "la introducción de un distintivo autonómico en las placas de matrícula significaría un paso atrás".Por eso, el director general de Tráfico, Pere Navarro, se reunirá en breve con los responsables del sector del automóvil. Intentará acercar posturas. La mayoría de nuestros lectores también rechazan las matrículas autonómicas. En la encuesta que realizamos sobre estos distintivos participaron más de 3.500 personas. El 71 por ciento de las mismas manifestó su oposición.

Los mejores vídeos