Se acabó la invasión del carril bus

Los policías municipales tendrán la última palabra, pero las fotografías que saquen los trabajadores de la ORA podrán ser prueba inculpatoria en caso de infracciones de aparcamiento o de invasión del carril bus.

Se acabó la invasión del carril bus
Se acabó la invasión del carril bus

La invasión del carril bus pasará a la historia, si el ayuntamiento de Madrid consigue llevar a cabo las medidas disuasorias y sancionadoras que tiene previstas.

A partir de septiembre se va a acabar la invasión del carril bus por parte de turismos. No sólo se va a reforzar la presencia policial con 700 nuevos agentes, sino que también se van a colocar barreras de goma abatibles. Si todo ello no fuera suficiente, se pasará a una tercera opción, que se utiliza también en Barcelona. Se trata de fotografiar a los vehículos mal estacionados o que circulan mal, con el fin de que dicha fotografía sirva como prueba para que los policías municipales hagan la denuncia necesaria para pasar a cobrar la multa.

Las fotografías serán realizadas por los agentes de la ORA que quedarán en paro tras la instalación de parquímetros en la capital española. Esta medida empezará en enero, tal y como informábamos acerca de ello hace unas semanas en Autopista Online.

Hace unos meses, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid manifestaba que una denuncia de los trabajadores de la ORA no era suficiente para vencer la presunción de inocencia de un conductor que supuestamente había aparcado mal su vehículo. Pero lo más importante es que este mismo tribunal instaba a los trabajadores de la ORA a sacar fotografías de los vehículos mal aparcados, para que pudieran ser utilizadas como prueba en casos similares. Y eso es lo que se va a hacer. No obstante, esta medida más que sancionadora es, según el Concejal de Movilidad, Sigfrido Herráez, disuasoria. Si alguien ve a un agente con cámara en ristre, se pensará dos veces el dejar aparcado de manera inadecuada el vehículo o circular por el carril bus.