Schumacher sufre un accidente durante los entrenamientos en Monza

Michael Schumacher, actual líder del Campeonato Mundial de Fórmula Uno, sufrió ayer un accidente en las sesiones de entrenamientos que varias escuderías están llevando a cabo en el circuito de Monza. El piloto de Ferrari salió ileso, aunque el chasis de su monoplaza ha resultado dañado.

El alemán se encontraba rodando durante el primer día de pruebas del equipo Ferrari en el trazado italiano de Monza, donde varias escuderías se han dado cita esta semana para probar sus vehículos.

Michael Schumacher comenzaba la vuelta número 21 cuando perdió el control de su monoplaza y se salió de la pista en la curva de Roggia, a una velocidad de 310 km/h. El piloto chocó "de manera violenta" contra una de las protecciones del trazado, según manifestó Giancarlo Fisichella (Benetton), que rodaba detrás de él.

Schumacher fue trasladado inmediatamente al centro médico del circuito, donde bajó de la ambulancia por su propio pie. El piloto pasó varios reconocimientos y, tras comprobarse que había salido ileso del choque, regresó a su casa.

Sin embargo, el Ferrari conducido por el alemán, actual líder del Mundial, sí sufrió daños en su estructura. Una inspección inicial del vehículo y el análisis de los datos capturados por telemetría revelaron que la pérdida de tracción pudo ser causada por los golpes que recibió el chasis 209 al pasar por el "piano" de la salida de la curva.

Tras el choque, Ferrari dio por terminada la primera sesión de tests en Monza, en la que Michael Schumacher consiguió la quinta plaza, con un tiempo de 1.25.997. Los entrenamientos continuarán esta tarde, con Rubens Barrichello a los mandos de un Ferrari con chasis 212.

Schumacher, que se encuentra en reposo, se reincorporará mañana a las pruebas.