Schumacher ordena y manda

Sin grandes complicaciones, a fuerza de ser más rápido en cada giro, Michael Schumacher ha sumado los primeros 10 puntos de la temporada. Lleva ganados cinco grandes premios consecutivos y el de Australia ha sido el número 45 de su carrera. Fernando Alonso ha terminado duodécimo tras un brillante y esperanzador estreno en la categoría reina del automovilismo. Ambos éxitos se han visto empañados por un accidente que costó la vida a un comisario.

Schumacher ordena y manda
Schumacher ordena y manda

Las cosas no han podido empezar mejor para Schumacher esta temporada. Corroborando el gran trabajo hecho por Ferrari durante el invierno, el alemán ha dominado de cabo a rabo una carrera que no resultó demasiado complicada.
En la vuelta 26, en la misma curva en la que volaba Schumacher el viernes, Hakkinen perdía el control y se salía de espalda acabando contra la barrera. Era el fin de las posibilidades para McLaren. Sin oposición de ningún tipo, el campeón del mundo apretó el pedal del gas y abrió un hueco de 15 segundos entre su coche y el de Barrichello, su compañero de equipo.

Los hombres de McLaren organizaron la resistencia y Coulthard lanzó un ataque desesperado que le llevó a superar a Barrichello en el giro 34. A casi 15 segundos de Schumacher, el escocés sólo podía arriesgar.
Se la jugó y, en las últimas vueltas, logró dejar la diferencia en sólo un segundo y medio. No tuvo tiempo para más, el líder de Ferrari entraba en meta sin apuros y levantando el pie claramente.

Comisario muerto
La carrera había empezado muy alocada. En la tercera vuelta, un impresionante choque entre Ralf Schumacher y Jacques Villeneuve, llenó la pista de chatarra. Al parecer, los fragmentos desprendidos de los coches impactaron en un comisario, que murió a resultad del golpe. También causarpm heridas a dos espectadores.
La FIA se ha vuelto loca buscando mejores medidas de seguridad en los circuitos y, a las primeras de cambio, tiene dos aficionados heridos. Seguramente incrementará su esfuerzo protector, como ya hizo después de que un incidente igual al de hoy se produjera en Monza el año pasado.

Con los dos monoplazas fuera de carrera, el coche de seguridad hizo su aparición en la pista y, durante 10 vueltas, la prueba marchó neutralizada. Como es lógico, esto alteró las estrategias de carrera y retrasó las entradas en boxes.

Cuando el coche de seguridad permitió que se reanudase la lucha, Schumacher salió disparado y, vuelta rápida tras vuelta rápida, logró poner más de un segundo y medio entre su coche y el de Hakkinen. Más tarde, el accidente del finlandés dejó las cosas claras. La carrera tenía dueño.
El alemán sólo cedió el liderato durante el breve vueltaso que transcurrió desde su entrada en boxes hasta la parada de Coulthard, único hombre que ha podido saborear el primer puesto aparte de Schumacher.

Por detrás del trío Schumacher, Coulthard, Barrichello, se libraron batallas de gran belleza. En particular, la de Olivier Panis contra el destino en su regreso a la competición y su brillante cuarto puesto final. O la de Heidfeld, con un flamante motor Ferrari en su Sauber, sujetando con dificultades a un gran Frentzen, que se rehizo de un encontronazo con Barrichello en la salida.
No hay que olvidar el magnífico trabajo de Montoya, que tuvo que retirarse sin motor cuando marchaba cuarto en su debut en la Fórmula 1. Le esperan grandes cosas a este colombiano, lo mismo que a Raikkonen, el discutido y joven piloto de Sauber, que ha logrado acabar séptimo, por delante de veteranos muy curtidos.

Pero, al final de la carrera, los elogios más encendidos después de los dedicados al ganador, eran para un ovetense de 19 años que, doblado, hacía entrar en meta a un Minardi de hace tres temporadas por el que nadie apostaba ni un céntimo.

Fernando Alonso presenta sus credenciales
Hace sólo tres años, Fernando Alonso corría en kart. Hoy, en Melbourne, ha presentado una instancia para ocupar algún día puestos de honor en el automovilismo mundial.

El coche, montado in extremis, apenas había rodado. El de Marques, repescado en la ronda de clasificación, sólo aguantó unas vueltas. Sin embargo, Alonso supo cuidar de su mecánica. No se puso nervioso. Entró a boxes dos veces y acabó marcando su mejor crono en el último giro.

Este chico está llamado a lograr grandes éxitos. Tiene un don especial para entender las carreras y el comportamiento de los coches. Muy seguro y frío, marca un ritmo de demolición que resulta insoportable para los rivales. Que se lo digan a Verstappen, el orgullo de Arrows, que a la altura de la vuelta 20 marchaba tras él y perdía dos décimas por giro...

A poco que el coche resista y en Minardi puedan mejorarlo, Stoddart, su nuevo dueño, se convertirá en el hombre más feliz del mundo. Tiene en sus filas a un piloto que saca agua de las piedras y convierte ese agua en vino. Como dice el australiano, "otro milagro más".

El año que viene, si no media alguna desgracia, Alonso tiene que irse a correr con Renault, que completará así su adquisición de la escudería Benetton. Hoy, los dos coches azules de esta casa, con el revolucionario motor Renault abierto en una V de 111º, acabaron muy por detrás de Alonso. Button, el fichaje estrella de la firma, casi no llega a la parrilla y fue sancionado con 10 segundos.
Esperemos que sean capaces de poner a punto el coche para cuando llegue Alonso, porque, de momento, los de Benetton se han limitado a ver cómo su futuro compañero de equipo les enseñaba la matrícula de lejos.

Clasificación final
Pos Piloto Equipo Tiempo

1. M.Schumacher Ferrari 1h38:26.533
2. Coulthard McLaren Mercedes 0:01.700
3. Barrichello Ferrari 0:33.400
4. Panis BAR Honda 1:02.000
5. Heidfeld Sauber Petronas 1:11.400
6. Frentzen Jordan Honda 1:12.800
7. Raikkonen Sauber Petronas 1:24.100
8. Burti Jaguar Cosworth 1 Vuelta
9. Verstappen Arrows Asiatech 1 Vuelta
10. Alesi Prost Acer 1 Vuelta
11. Irvine Jaguar Cosworth 1 Vuelta
12. Alonso European Minardi 2 Vueltas
13. Fisichella Benetton Renault 3 Vueltas

Vuelta rapida: M.Schumacher, 1:28.214 (216.414 km/h), vuelta 34

Los mejores vídeos