Schleef garantiza a Maragall el futuro de Seat

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y el del Seat, Andreas Schleef, se han reunido para debatir el incierto futuro de la marca automovilística en España.

La producción de la planta de Seat en Martorell (Barcelona) va a reducirse durante este año para acoplarse al reciente descenso de la demanda de automóviles en nuestro país.El pasado martes, 11 de octubre, a última hora de la tarde, el fabricante anunció que prescindiría de 1.400 puestos de trabajo y que se producirían 429.000 vehículos, unos 17.000 menos que los previstos inicialmente. Ante esta grave situación, la dirección de la empresa propuso una reducción de la jornada de trabajo (y del sueldo equitativamente) para toda la plantilla, compuesta por unas 16.000 personas. Los sindicatos no aceptaron esta propuesta y han anunciado paros reivindicativos. De los 1.400 puestos de trabajo que sobran, 800 se cuantifican en la planta de Martorell; el resto pertenecen a la red comercial, a las empresas participadas (como Gearbox) y a empleados de Seat Portugal y de Seat Alemania. Para tratar esta crisis, el presidente de la Generalitat de Catalunya, Pasqual Maragall, y el presidente de Seat, Andreas Schleef, se han reunido hoy, 13 de octubre, en Barcelona. El objetivo más inmediato es que Seat reconozca que apoya a estas instalaciones –unas de las más rentables de Europa- y que desde Alemania se respalda a Martorell. Lo que pretende Maragall es arrancar un compromiso de futuro a la casa matriz en Alemania y garantías de empleo para la planta española.Schleef ha planteado a Maragall la necesidad de incrementar la productividad y los beneficios de Seat en los próximos años. Asimismo, ha mostrado su “total confianza" en el futuro de la compañía. “El porvenir no está en cuestión, lo que queremos es mejorarlo" con una reestructuración laboral, ha afirmado el máximo responsable de la automovilística.

Según Schleef, la situación por la que atraviesa el grupo es estructural y coyuntural, por lo que la mejora de los resultados financieros es “la única estrategia posible en un mercado tan competitivo como el europeo". La dirección se ampara en el estancamiento de los mercados y en la competitividad creciente para anunciar esta reducción de producción y de puestos de trabajo. El presidente de la marca ha reiterado que las plantas de Martorell y de la Zona Franca no pueden competir en costes con las de Europa del Este y Asia, por lo que la compañía debe fabricar productos con un mayor valor añadido. Asimismo, ha recordado que, en el pasado, Seat no contó con el apoyo suficiente del grupo Volkswagen fuera de España.

Por su parte, Josep María Rañé, consejero de Trabajo e Industria, ha afirmado que el Gobierno catalán seguirá “de cerca" la negociación entre los sindicatos y la dirección, con el fin de solventar el excedente de plantilla. “No sabemos si habrá un ERE", ha afirmado Rañé, quien ha señalado que Seat tiene previsto recuperar la máxima capacidad de producción de sus plantas (500.000 vehículos al año). Según el consejero de Trabajo e Industria, Schleef ha garantizado que no se modificará la política con los proveedores. No se buscarán oportunidades en mercados exteriores, ya que “la voluntad del grupo es mantener su potencia en Cataluña".

Mientras, los sindicatos de Martorell ya han anunciado movilizaciones reivindicativas. La dirección, por su parte, les ha pedido que planteen alternativas a la reducción drástica de plantilla.

CC.OO., UGT y CGT continúan abiertos a negociar con la empresa y denuncian que Seat no ha planteado, en ningún momento, el traslado de la producción a otras líneas de manera provisional. El presidente del comité de empresa, Matías Carnero, ha asegurado que tienen “la voluntad de enfrentarse a esto" y no ha descartado movilizaciones. Todos los sindicatos presentes en Seat han rechazado hoy en un comunicado la renegociación del convenio colectivo y de los salarios. “La empresa manifiesta que es necesario alcanzar la fabricación de 500.000 unidades para mantener la plantilla actual. No es cierto, pues en 2004 se manufacturaron 416.281 vehículos y la bolsa de horas apenas se movió en negativo", han señalado.Los sindicatos buscarán alternativas, y en ello están trabajando, pero piden responsabilidad al departamento comercial “para que se vendan más coches" y a los directivos “que han fallado en sus planificaciones y han tomado malas decisiones". El próximo jueves comenzarán las negociaciones. El 21 de octubre, se llevarán a cabo asambleas unitarias con paros de una hora en cada uno de los tres turnos, con el fin de explicar a la plantilla el contenido de la reunión del comité intercentros y la situación general de Seat.Desde la CGT, se critica a las cúpulas de Volkswagen y de Seat, ya que, según aseguran, “sólo piensan en salvar la situación en las plantas alemanas".- La Asociación de Periodistas del Motor de Dinamarca ha elegido como mejor coche del próximo año al Seat León. Se trata del primer vehículo español que logra esta distinción.
- Volkswagen, consorcio al que pertenece Seat, ha aumentado en septiembre su cuota de mercado en China, que ya llega al 19 por ciento. También en Renault bajan aguas revueltas: CCOO ha anunciado hoy que espera que los expedientes de regulación de empleo que van a aplicarse en Valladolid sean “justificados y acordes con la situación", en lugar de servir como excusa para una “limpieza de plantilla que no es necesaria".

El secretario general del sindicato en Castilla y León, Ángel Hernández, ha anunciado que la Comisión Ejecutiva de CCOO se reunirá el próximo martes, con el fin de establecer una postura común ante la crisis de Renault. Asimismo, ha propuesto la creación de una cláusula en la que se establezca que, una vez superada la crisis, los trabajadores afectados por el ERE tendrán prioridad para reincorporarse.

El sindicato también ha insistido en la necesidad de traer a Valladolid más carga de trabajo, pero de productos alternativos. La fabricación de un solo modelo “tiene muchas ventajas para la empresa, pero si ese coche no tiene la aceptación prevista, las consecuencias para la economía y el empleo en la zona son graves. Hay que traer modelos de gama alta, que generen más valor añadido", ha apuntado Hernández.