SC 430, la apuesta por el prestigio de Lexus

Lexus, la marca de lujo de la japonesa Toyota, está haciendo un gran esfuerzo para introducirse en el mercado europeo. La compañía quiere para finales de 2001 controlar el 23 por ciento del segmento de lujo. En ese empujón, lanzará modelos como el descapotable SC 430, que llegará a julio a nuestro país.

SC 430, la apuesta por el prestigio de Lexus
SC 430, la apuesta por el prestigio de Lexus

En 1999, Lexus controlaba el cinco por ciento del mercado de automóviles de prestigio en el Viejo Continente. En esa época, sólo contaba con dos modelos a la venta. Para finales de este 2001, dos años después y con ocho modelos en el mercado, su objetivo es lograr hacerse un hueco en un difícil segmento en clara batalla con rivales como Audi, BMW y Mercedes.
La lucha parece dura, pero Lexus ya parece acostumbrada a los desafíos. Hace más de una década, en 1990, se introdujo en el complicado mercado norteamericano. En este momento es el líder de ventas en el segmento de los automóviles de lujo y la marca con mayor calidad según las encuestas.

SC 430, diversión al aire libre
Para asemejar su trayectoria europea con la americana, la compañía japonesa debe lanzar modelos atractivos y de calidad. En ese sentido, llegará a principios de julio a España el SC 430.
Este es el primer descapotable de la marca. Al igual que modelos como el SLK de Mercedes o el 206CC de Peugeot, combina las bondades de un descapotable con las de un coupé, ya que posee techo rígido escamoteable. Por tanto, se pasa de coche cubierto a descubierto en apenas 20 segundos.
El motor del SC 430 es un 4,3 litros de cilindrada que ofrece 286 CV de potencia máxima y está asociado a una caja automática de cinco marchas.
En España se venderán 30 unidades a un precio de 13.550.000 pesetas. El SC 430 ofrece, como corresponde a su categoría, un equipamiento de serie completísimo en el que se incluyen ABS, control de tracción y estabilidad, cuatro airbags, GPS, climatizador, asientos de cuero y neumáticos de 245/40 18, que, si se pinchan, permiten circular un máximo de 160 km a una velocidad que no supere los 100 km/h.

Los mejores vídeos