Sbarro: nuevos puntos de vista

El carrocero Sbarro llega a Ginebra, una cita que suele reunir a un gran número de estos especialistas, con tres propuestas recién salidas de sus talleres. Son variaciones sobre modelos muy comerciales y, en los tres casos, se les da un nuevo punto de vista.

Sbarro es un carrocero suizo que presta muchísima atención a la formación de nuevos valores. De hecho, uno de los puntales de la empresa es su escuela, un centro donde se forman los diseñadores del futuro.Para esta edición del Salón de Ginebra, Sbarro ha optado por tres modificaciones sobre vehículos bien conocidos: el Citroën Berlingo, el Peugeot 307 y el Fiat Multipla.En el caso del Berlingo, la propuesta de Sbarro y sus alumnos es una carrocería que poco tiene que ver con la original, con un frontal musculoso y protuberante y un techo sobreelevado que da un nuevo aspecto al coche.

El 307 también cambia notablemente: la idea de Sbarro es un coche muy aligerado de chapa, con líneas muy limpias y atrevidas, muy deportivo.

Por fin, el Multipla recibe una sorprendente carrocería de seis puertas que se complementa con un motor movido con gas natural.