Sancionado por no poner multas

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ratifica la sanción administrativa a un policía de Castellar del Vallés que no impuso ninguna denuncia por infracción de las leyes de tráfico en el mes de diciembre de 1996.

El TSJC ha emitido una sentencia por la que sanciona a un policía local de Castellar del Vallés (Barcelona) por no haber impuesto ni una multa de tráfico durante cierto tiempo.

La Sala Quinta del citado Tribunal ha confirmado así la sanción administrativa que el Ayuntamiento de la localidad había impuesto en diciembre del 96 al policía por una falta leve de bajo rendimiento por "negligencia en el cumplimiento de sus funciones".

El agente había sido castigado, porque, durante una campaña informativa de tráfico de la policía local, sólo dio tres avisos a conductores por infracciones mientras que la media era 26,5 por agente. Asimismo, no puso ninguna de las 534 multas registradas en ese mes.