Sánchez-Camacho ve a PSC 'perdido y sin rumbo' y va por votos del 'cinturón'

La candidata del PPC a la Generalitat, Alícia Sánchez-Camacho, ha presentado hoy al PSC como a un partido 'perdido y sin rumbo', y se ha lanzado a por los tradicionales votantes del PSC en el cinturón metropolitano de Barcelona.

En un acto en un bar de Sant Boi de Llobregat ante varias decenas de simpatizantes de su partido, la líder del PPC ha asegurado que aspira a que el llamado 'cinturón rojo' se convierta en una 'avenida azul', y ha recordado que su partido gobierna importantes poblaciones del área metropolitana, como Castelldefels o Badalona.

Después de que el candidato del PSC, Pere Navarro, culpara hoy al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de provocar un auge del independentismo en Cataluña, Sánchez-Camacho, que hasta ahora ha centrado sus críticas en CiU, ha arremetido por primera vez en campaña contra el PSC.

La candidata ha puesto el Baix Llobregat, la comarca barcelonesa en donde está situado Sant Boi, como ejemplo de la 'Cataluña real' que defiende el PPC y de 'integración' del sentimiento catalán y español.

'El PSC ha arruinado a Cataluña y ha dejado más paro, más deuda y ha hipotecado futuro de nuestros hijos', ha subrayado la candidata, sin mencionar explícitamente al líder del PSC, Pere Navarro.

Sánchez-Camacho también ha recordado que el PSC gobernó 'siete años con independentistas', en alusión a ERC, y ha remarcado que los socialistas catalanes sienten 'complejos' de defender que 'Cataluña es España'.

'No me extraña que estén en tierra que nadie. Están más perdidos que nunca', ha apostillado Sánchez-Camacho, que también ha bromeado sobre el hecho de que el PSC haya recuperado 'del baúl de los recuerdos la idea del federalismo asimétrico'

Frente a las ventajas de una Cataluña independiente que a su juicio exhibe el candidato de CiU, Artur Mas, Sánchez-Camacho ha alertado de que la secesión conllevaría una fuga de empresas y la salida del euro, y ha subrayado que Mas lleva a Cataluña 'al precipicio' y al 'aislamiento'.

Ha explicado que un taxista originario de Granada le ha expresado hoy su temor a tener que volver a Andalucía si Cataluña se independiza, y ha vuelto a presentar su partido como garantía de que no se romperá España.

También ha comparado a Artur Mas con Moisés y ha alertado de que, como este personaje histórico, el candidato de CiU puede acabar llevando a Cataluña 'a 40 años de desierto'. EFE

jd/ce/mgm