Sánchez-Camacho, la dirigente territorial en el Senado que más dinero debe

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, es la dirigente territorial en el Senado que más dinero debe al banco, mientras que el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, figura como el que menos propiedades y renta tiene.

Son dos de los ocho dirigentes autonómicos de los dos principales partidos, PP y PSOE, cuyas declaraciones de renta y patrimonio publica a partir de hoy la página web de la Cámara Alta (www.senado.es).

La presidenta del PPC y senadora por Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, sólo declara ganar los 82.593 euros que percibe como diputada autonómica, más otros 600 euros de la empresa Cuarzo Producciones.

Pese a deber a los bancos 747.000 euros por cuatro préstamos distintos, Sánchez-Camacho no tiene ni vivienda ni vehículo propios, según su declaración.

Tomás Gómez declara tener sólo 1.400 euros en su cuenta corriente, y el año pasado cobró 51.299 euros de su partido y otros 7.229 como profesor asociado de la Universidad Carlos III. Es decir, percibió unos ingresos netos de 58.528 euros.

El líder del PSM, que tiene el 50 por ciento de una casa y no especifica en qué provincia se encuentra, debe al banco 13.872 euros, de los que 9.000 son de un préstamo y 4.872 de un crédito hipotecario, y posee además un Peugeot 308 y una moto Honda 600.

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas también comunica un crédito hipotecario concedido en 2005 por importe de 138.000 euros de los que están pendientes de pago 122.908.

Arenas tiene un saldo en sus cuentas de 11.435 euros, un piso en Sevilla y otro en Málaga y, por herencia, la sexta parte de otra vivienda en la capital andaluza, lo mismo que una tercera parte del saldo de un fondo de inversión (45.424 euros) y el mismo porcentaje de 34 participaciones en una compañía familiar (33.812).

El secretario de Organización del PSOE y senador por Aragón, Marcelino Iglesias, tiene 70.322,32 euros en su cuenta corriente y 66.969,26 euros en su plan de pensiones.

Iglesias, que el año pasado cobró 90.658,27 euros como presidente de Aragón, es propietario de dos viviendas en Huesca, donde también tiene un almacén y una era y diversas fincas, además de contar con una plaza de aparcamiento en Zaragoza.

El ex presidente aragonés debe todavía 27.027,53 euros de un crédito hipotecario y ha declarado también tener un Audi A-4.

Muchas más rentas declara el líder del PSOE asturiano, Javier Fernández, si bien este dirigente ha declarado incluso las cuentas que posee su esposa.

Con ella tiene 296.274 euros en cuentas y depósitos y alrededor de 153.000 euros en planes de pensiones, sin declarar ninguna deuda o hipoteca.

Posee el 50 por ciento de una vivienda unifamiliar y de un piso en Gijón y también la mitad de un piso con plaza de garaje en Oviedo; sus coches son un Audi A3 y un Golf.

El único presidente autonómico que es senador es el de Melilla, Juan José Imbroda, quien declara que, además de su sueldo de senador, percibió el año pasado dietas por asistir a órganos públicos en la ciudad autónoma por importe de 10.540 euros.

En el banco tiene 14.250 euros, pero debe aún más de 271.000; pagó al IRPF el año pasado 9.125 euros.

Imbroda posee una vivienda de 150 metros cuadrados en Melilla y un Hyundai Santa Fe.

El ex presidente de Baleares, Francesc Antich, revela 11.920 euros en depósitos y cuentas corrientes y sólo 6,33 euros de intereses en 2010, así como una casa familiar en suelo rústico en Mallorca de la que es copropietario.

Además, tiene dos hipotecas por las que debe aún al banco 36.105 euros, que se suman a los 10.000 euros de un préstamo que pidió en junio para comprar un vehículo Hyundai con el que sustituir el Opel Astra que tenía y que está pendiente de dar de baja.

Declara 64.947 euros en 2010 como presidente de Baleares y la cuota líquida de su último IRPF fue de 27.637,58 euros.

El secretario general de los socialistas castellanoleoneses, Óscar López, cuenta en el banco con 7.545 euros en tres cuentas, una compartida con su esposa, así como dos viviendas, una 'unifamiliar' en Madrid, un piso con plaza de garaje en Segovia, y un Renault Laguna.

Ambos inmuebles están sujetos a sendas hipotecas, de las cuales a este senador le restan por pagar 619.786 euros. En 2010 pagó por el IRPF 12.694,33 euros.

Por último, el expresidente de Castilla y León y vicepresidente segundo del Senado, Juan José Lucas, posee 140.136 euros en varias cuentas bancarias en régimen de gananciales y debe al banco, en préstamos familiares, 87.266 euros. El año pasado pagó a Hacienda 35.387 euros.

Es propietario de una vivienda y dos plazas de garaje en Madrid; y en Soria, una vivienda unifamiliar, una buhardilla y una plaza de garaje, además de una pequeña parte de una finca rústica de secano.

El año pasado compró un Volkswagen Polo, que sumó a un viejo Seat 600 y a una moto Suzuki Trial de 125 cc.

En acciones y valores ronda los 24.500 euros, con unos dividendos de 306 euros, mientras que las cuentas bancarias le dan un rendimiento de 5.168 euros.