Saab encuentra defectos en la suspensión delantera del 9-5

El fabricante sueco ha detectado un defecto en la suspensión delantera de su modelo 9-5 de última generación, que le ha obligado a iniciar un proceso de revisión de 6.351 unidades del citado vehículo en todo el mundo.

Según fuentes de la compañía, con la llamada a talleres Saab pretende investigar y determinar el alcance de un problema que podría afectar negativamente a la columna de dirección.

La noticia ha sido difundida por la división estadounidense de la firma a través de su página web dirigida a los medios de comunicación. El portavoz Christer Nilsson ha señalado que 2.600 unidades se han vendido en el país norteamericano, uno de los 41 mercados mundiales en que Saab ha introducido el 9-5.

Se sospecha que la suspensión delantera de los coches implicados ha sido fabricada con materiales defectuosos que corren el riesgo de romperse, mermando la capacidad del sistema de dirección. Los responsables de Saab aseguran el problema es ajeno a la firma y que ha tenido su origen en el proceso de manufacturación del proveedor del producto.

Los dueños de las unidades afectadas serán informados de la llamada a revisión e instados a contactar con su concesionario más cercano, el cual procederá al examen de las partes susceptibles de daño y a su cambio, totalmente gratuito, en caso de necesitarlo.

De momento, la distribuidora española de Saab dice desconocer la medida y asegura no haber recibido notificación alguna al respecto. Hasta la próxima semana no se sabrá en qué modo y cantidad afectará a los propietarios españoles del 9-5.

Los mejores vídeos