Saab 9-3 Sport Hatch

¿Es un deportivo muy familiar o un familiar muy deportivo? En Saab aseguran que el 9-3 Sport Hatch ha sido concebido “para aquellos que necesiten la versatilidad de un wagon, pero no quieran renunciar al placer de conducir". El resultado es un vehículo atlético, contundente y robusto, con una amplia capacidad de carga.

Saab 9-3 Sport Hatch
Saab 9-3 Sport Hatch

El chasis del 9-3 Sport Hatch no ha cambiado respecto a la versión sedán: continúa mostrando estabilidad, aplomo y agilidad en cualquier situación. Sin embargo, conseguir que las características de la plataforma no variaran en el modelo familiar ha implicado el ajuste de algunos de los sistemas del vehículo.Es el caso de la función ReAxs, que direcciona las ruedas posteriores en las curvas, con el fin de ganar estabilidad y agilidad en los giros. Para conseguir este resultado ha sido necesario adecuar la suspensión trasera, con arquitectura independiente de cuatro brazos. El buen comportamiento de este Saab invita a una conducción dinámica. Si las cosas se complican, entra en funcionamiento el ESP, de serie en todas las versiones. La marca ha estrenado otra generación de este sistema y ha asociado un ESP “Plus" a la nueva mecánica que adopta el modelo, un potente motor 2.8 V6 Turbo del que te hablamos un poco más abajo. Este dispositivo, ligado a las cajas de cambios manuales, facilita el arranque en rampa: “pisa el freno" por nosotros cuando empezamos a acelerar y evita así que el vehículo se desplace hacia atrás.El estreno del Sport Hatch se celebra con la llegada a la gama de una nueva mecánica: el propulsor 2.8 V6 Turbo. Se trata de una máquina muy especial, construida íntegramente en aluminio. El cigüeñal y el turbocompresor (que la automovilística sueca sitúa por primera vez tras el motor) se han realizado en acero, como en los propulsores de competición. Aunque las carreteras suecas, con unos estrictos límites de velocidad, quizá no eran el escenario más adecuado para exprimir a fondo el potencial de sus 250 CV, lo cierto es que durante nuestra toma de contacto sí pudimos comprobar la buena respuesta de la mecánica. Gracias a un impresionante par (35,7 mkg desde las 2.000 y hasta las 4.500 rpm), dispondremos de fuerza desde la zona baja del cuentarrevoluciones. De hecho, Saab asegura que el 90 por ciento del par está disponible desde las 1.500 rpm; es destacable la progresividad con la que se entrega. Aunque la caja de cambios manual de seis marchas tiene un funcionamiento preciso y rápido, los más cómodos podrán asociar este motor a una transmisión automática también de seis velocidades. Su respuesta, según hemos podido comprobar, es suave, mientras que su manejo (especialmente en el modo manual secuencial, con levas situadas en el volante) resulta muy sencillo. Aquellos a los que no les importe perder cierta agilidad a la hora de pasar de una marcha a otra, deberían echar un vistazo a esta interesante opción.El conjunto de motores disponibles para el Sport Hatch se completa con un 2.0 turbo de 150, 175 ó 210 CV, un 1.8 atmosférico de 122 CV y dos mecánicas turbodiesel de inyección directa 1.9, con 120 y 150 CV.El motor más potente dará vida al acabado más exclusivo y dinámico de la gama, el Aero. Ligeras modificaciones, como unos estribos y unos paragolpes más prominentes, distinguen esta versión del resto. Los otros acabados (Linear y Vector) mantienen intactas las características de la carrocería, aunque cuentan con pequeños cambios en el interior. No sólo nos referimos al el equipamiento; el tamaño de los discos de freno (sistema equipado con ABS, TCS, asistencia a la frenada de emergencia, control en curva y distribución automática de la potencia de frenado) es diferente según el acabado. Evidentemente, los más impresionantes son los del Aero, ventilados y con un diámetro de 314 milímetros en el eje delantero y de 292 en el trasero.- El Saab 9-3 Sport Hatch estará a la venta desde el mes de septiembre. Su precio irá desde los 26.350 a los 42.220 euros y la marca espera entregar 2.000 unidades en España en 2006, su primer año completo de comercialización. Los motores Diesel coparán el 80 por ciento de las operaciones.

- El próximo 21 de junio, 4.000.000 de Saab habrán salido de las líneas de montaje. Esta celebración no sólo coincide con el lanzamiento del 9-3 Sport Hatch: en Suecia pronto habrá un 9-5 con motor Bio-Power, que reduce las emisiones.