Rubalcaba apuesta por el federalismo pero no admite el 'derecho a decidir' del PSC

Quiere una reforma que reconozca identidades, cambie el Senado y la forma de elaborar las políticas compartidas

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha reafirmado este lunes en su apuesta por el federalismo, incluida una reforma de la Constitución, como vía para resolver las tensiones territoriales que seguirán existiendo en Catalunya, pero ha añadido que no comparte el 'derecho a decidir' ni la defensa de una consulta independentista legal que han propugnado los socialistas catalanes en esta campaña electoral.

'Hay una discrepancia, es evidente que la sigue habiendo y la va a seguir habiendo mientras no encontremos una fórmula de acuerdo', ha dicho en rueda de prensa después de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, que se ha reunido para valorar las elecciones catalanas.

Según varios asistentes a la reunión, en ella no se ha analizado el posible impacto de la defensa del derecho a decidir en los resultados del PSC.

Rubalcaba ha reconocido que sobre el derecho a decidir PSOE y PSC tiene 'una discrepancia y no ha cambiado en 15 días', porque 'sobre un tema como ese el PSOE no cambia de posición cada tarde ni cambia porque unas elecciones vayan bien o mal'.

'El modelo territorial yo lo tengo muy claro, no tengo problemas en defenderlo', ha dicho.

Además, ha hecho hincapié en que PSOE y PSC van a 'pensar juntos y a trabajar juntos' porque comparten 'las mismas ideas y el mismo proyecto político' y 'así seguirá siendo en los próximos tiempos'.

Es más, ha subrayado que el proyecto político es 'mucho más' que el modelo territorial y, a su vez, que el modelo territorial es mucho más que la cuestión concreta del derecho a decidir.

Por eso, ha adelantado que el PSOE seguirá adelante con el proyecto que esbozó en la precampaña: una reforma de la Constitución en sentido federal.

'Estamos con la Constitución, que nadie tenga ninguna duda, somos un partido que la va a seguir defendiendo pero sabemos que algunas cosas pueden ser objeto de reforma con los consensos oportunos', ha manifestado.

Para Rubalcaba, el Estado autonómico ha sido un 'éxito rotundo' pero hace falta una reforma con tres puntos fundamentales: respeto máximo a todas las identidades y singularidades que 'enriquecen' y hacen la 'España real y plural', que haya reparto de competencias 'pero no derechos distintos' de los españoles en función de su lugar de residencia, y que haya una dirección federal 'que garantice la cooperación de todas las comunidades autónomas con el Estado y de éstas entre sí'.

Eso sí, la dirección del PSOE no se plantea esta reforma de manera inmediata, sino como parte de la conferencia política que celebrará en el primer semestre de 2013.

Esa conferencia política, en la que lleva tiempo trabajando el exministro Ramón Jáuregui, recogerá el trabajo de unos 300 expertos y el modelo territorial es sólo uno de una decena de asuntos sobre los que el PSOE presentará propuestas, 'muchas otras cosas igual de importantes para el PSOE'.

PSOE TIENE SU CALENDARIO, PSC PUEDE HACER PROPUESTAS

Preguntado por la posibilidad de que, mientras el PSOE hace su reflexión a medio plazo, el líder del PSC, Pere Navarro, proponga una reforma constitucional para hacer posible ese 'derecho a decidir', tal como dijo que haría después de las elecciones, el jefe de la oposición ha dicho que él mantiene su calendario, 'y otra cosa es lo que haga el PSC, que puede hacer propuestas concretas en el Parlament'.

Las direcciones del PSOE y el PSC no han fijado aún fecha para reunirse y hablar de su nuevo protocolo de relación, ni tampoco para hablar de la situación general en Catalunya.

Pero ha insistido en que hablarán y reflexionarán juntos porque van a 'seguir trabajando juntos'.

Incluso ha hecho un elogio de la 'pluralidad' del PSC que, a su juicio, está formado por gente que 'están juntos porque son socialistas' aunque entre ellos haya 'matices' y 'sensibilidades' sobre cómo debe relacionarse Catalunya con el resto de España.

A su juicio, esos 'matices' son la riqueza del PSC, lo que ha hecho que le ha convertido en 'importante para la cohesión interna de Catalunya y de Catalunya con España'.

En su opinión esos matices 'se expresan' y calan peor cuando el escenario se radicaliza, y eso ha pesado en los resultados electorales del PSC.

Sin embargo, cree que ese papel central del PSC 'es lo que se ha salvado en estas elecciones', que sus esfuerzos 'no han sido vanos', incluso que su discurso de reformas moderadas y de 'avanzar sin romper' es lo que va a permitir resolver las tensiones territoriales en Catalunya.

Eso sí, preguntado una y otra vez si se refería a la propuesta del PSC sobre el derecho a decidir, ha precisado que hablaba del 'talante' y del 'diálogo' que ha demostrado Navarro.

Sobre la reforma que propugna el PSOE, ha adelantado su intención de reformar el Senado, porque echa 'de menos que funcione como un Senado federal, territorial' pero ha apuntado que quiere cambios constitucionales en asuntos que no tienen que ver con el modelo territorial.

Por ejemplo, ve posible desarrollar en la Carta Magna el 'suelo social': Igual que se han introducido fórmulas para la estabilidad presupuestaria, pueden meterse 'fórmulas para evitar que la cohesión social se destroce'.

Además, ve posible hacer cambios sobre la forma en que se elaboran las políticas que están transferidas a las comunidades autónomas pero en las que también interviene el Gobierno central, para que se elaboren 'conjuntamente'.

En este punto, ha puesto como ejemplo las políticas de sanidad, donde a su juicio las decisiones del Gobierno central 'van cambiando el modelo' , lo que considera 'constitucionalmente un dislate'. 'Están cambiando, no sé si la letra, pero sí el espíritu de la Constitución', ha remachado.

EL PP YA CREE EN LA ESPAÑA PLURAL

Cuando el PSOE tenga perfilado su proyecto de reforma, ha dicho, buscará el 'consenso' y hablará con el PP.

Es más, Rubalcaba cree posible, con un poco de tiempo, convencer al PP de que hay que hacer cambios constitucionales hacia un modelo de Estado que se parezca al alemán, sobre todo después de que los 'populares' ya se hayan 'movido' en materia de política territorial.

'En esta campaña he oído al señor Rajoy hablar de la España plural, un término que era denostado por el PP no hace mucho tiempo, salían sapos y culebras de su boca cuando lo decíamos', ha ironizado.

Eso sí, Rubalcaba ha defendido que los socialistas son 'tan defensores como los demás' del 'núcleo básico' de la Constitución española.